En estas fechas, que nadie nos separe de lo importante: Jesús nace y se hace uno de nosotros. Lo demás son tonterías.

Reflexión:

Es una verdad tan sencilla y obvia que casi se nos olvida: no hay Navidad sin Jesús. Él es el centro de las celebraciones para el creyente. Las fiestas navideñas tienen un marcado carácter íntimo, familiar, en las que, primero, recordamos a un pareja de jóvenes esposos, José y María, que viven la experiencia única del alumbramiento de su hijo, y segundo el misterio que supone —y el asombro que provoca— que el mismo Dios decida acercarse a nosotros de una manera tan sencilla y maravillosa como es la encarnación.

Desgraciadamente, el paso del tiempo y una sociedad cada vez más increyente han hecho que las fiestas navideñas, por una parte se vayan vaciando de su contenido original y, por otra se vayan llenando de accesorios y aspectos que nada tienen que ver con su espíritu profundo. Causa risa y espanto a la vez el ver en algunos de nuestros países y sociedades cómo se celebra la Navidad eliminanto totalmente a Jesús.

Que no sea así entre nosotros. Nunca olvidemos que no hay Navidad sin Jesús, y que sin Él lo que hagamos es pura pantomima. Que Jesús sea el centro de nuestra familia, nuestras iglesias, y nuestro corazón, durante estas fechas.

¡Feliz Navidad!

Letra:

De todos sitios han llegado a Macchupicchu
gente para celebrar
el equinoccio de verano que me han dicho
es la navidad astral.

El Jockey Plaza está repleto de trineos,
Papás Noeles, pinos y demás
mientras Jesús está en el estacionamiento
casi en la puerta de atrás.

Llévense si quieren los regalos
el puré de manzana y el pavo,
llévense las luces y hasta al árbol
pero al Niño en su pesebre
no se atrevan ni siquiera a tocarlo.

Porque no hay Navidad sin Jesús,
no hay Navidad sin Jesús.
Vendan lo que vendan, inventen lo que inventen:
no hay Navidad sin Jesús.
No hay Navidad sin Jesús,
no hay Navidad sin Jesús.
Compren lo que compren, inviertan lo que inviertan:
no hay Navidad sin Jesús.

Que hace el señor de barba blanca y traje rojo
como el rey de la Navidad
si allá en el cielo se revuelve del enojo
el propio san Nicolás.

Si Harry Potter y las brujas hoy celebran
Halloween igual que Navidad,
entonces tú serás «Scrooge» por aguafiestas
y yo el «Grinch» por antisocial.

Llévense todo el aguinaldo
y si quieren también el feriado,
llévense en champán de regalo,
pero al niño en su pesebre
no se atrevan ni siquiera a tocarlo.

Letra y música: Luis Enrique Ascoy.

Etiquetas: Video

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This