últimas noticias sobre el COVID-19

«Vicentitos» cumplen con su misión sirviendo como San Vicente de Paúl

por | Jul 10, 2016 | Noticias, Sociedad de San Vicente de Paúl, YoSoyVicente | 0 comentarios

Cuando Melena Hammon tiene el antojo de un aperitivo, el alivio está a sólo unos pocos metros de distancia en la despensa de su casa.

mini-vinnies-facebook-1-1024x538

Algunos niños de su edad no tienen esa opción, sin embargo. Cuando una familia tiene que elegir entre alimentar a sus miembros o pagar el alquiler o la hipoteca, este último es, por lo general, lo que va a hacerse al final.

Cuando el año escolar llegaba a su fin, Melena y sus compañeros de clase de octavo grado en San Carlos Borromeo se unieron para reunir cajas de alimentos para sostener a más de 50 niños necesitados en el vecino distrito escolar de Orchard Farm.

El proyecto, del 26 de mayo, es sólo la última misión de los «vicentitos» [Mini Vinnies], un grupo de unos 50 estudiantes de séptimo y octavo grado que comparten la misión de la conferencia de la Sociedad de San Vicente de Paúl de la parroquia de San Carlos Borromeo en St. Charles. Se hicieron 102 cajas de comida, llenas hasta el borde con frutas en conserva, verduras y carne, zumo y leche de larga duración, mantequilla de cacahuete y mermelada, cereales, harina de avena, pudín y aperitivos variados. La comida cubrirá aproximadamente los desayunos, comidas y aperitivos durante cuatro fines de semana, en el verano.

«Es algo más que echar una mano», dijo Melena. «Esto me enseña a ser humilde y valiente y a defender a los demás. Enseña respeto». En la clase de religión «aprendemos sobre Jesús: él no era rico, pero apreciaba lo que tenía. Estamos tratando de modelar nuestra existencia a la imagen de Jesús».

Los Vicentitos en San Carlos Borromeo comenzaron hace cinco años. Paula Wagner, padre y voluntario de la conferencia de San Vicente de Paíl en la parroquia San Carlos Borromeo, estaba en un evento juvenil en Belleville, Illinois, donde conoció a la hermana Sheila Marie Hart, una Hija de la Caridad que estaba a cargo de un stand allí . «Ella me dio la mano y me llamó por su nombre, lo que no era justo», dijo Wagner con una sonrisa. «Ella cree fuertemente en lo que hace con los jóvenes, en el programa de San Vicente de Paúl. Su labor evangelizadora y peticiones es todo lo que hizo.»

El grupo es uno de los alrededor de media docena de grupos conocidos como Vicentitos en el área de St. Louis, dijo Steve Rupp, gerente de apoyo a los miembros del Consejo arzobispal de San Vicente de Paúl de San Luis. Su trabajo refleja los tres pilares vicentinos: crecimiento espiritual, amistad y servicio.

«La misión principal para estos vicentitos es crecer espiritualmente», dijo. «Esa es la esencia de la sociedad. No es hacer las cajas de comida o pagar las facturas de electricidad. Crecen espiritualmente llevando el rostro de Cristo a los necesitados. Estamos muy contentos de ver a estos jóvenes experimentar su propio crecimiento espiritual a través de su servicio a los demás».

Además de las cajas de comida para verano, los Vicentitos preparan paquetes semanales de alimentos para los estudiantes de Orchard Farm, durante todo el año escolar. La comida es pagada con el dinero recaudado por la venta anual de artículos usados de la parroquia, una subvención del Fondo de la Comunidad de Empleados de Boeing, y las donaciones de la Operation Food Search, que inició este programa.

Los Vicentitos hacer otras obras de caridad durante todo el año, incluyendo las visitas mensuales al comedor social del Ejército de Salvación; programas con St. Louis Crisis Nursery; ayudan a los vicentinos mayores en San Carlos Borromeo con el arbol de Adviento y otros programas de vacaciones; bolsas de diversión para los pacientes en el Hospital Infantil de SSM Cardinal Glennon, y bolsas de bienvenida para ex presos, a través del Ministerio de Justicia Penal.

Las lecciones que los Vicentitos aprenden se quedarán sin duda con ellos a medida que se hacen mayores, dijo Wagner. Muchos siguen haciiendo este servicio durante la escuela secundaria.

«En el banco de alimentos podemos procesar unos 3.500 kilos de alimento», dijo: «Tengo chicos de octavo grado. Sus padres me envian correos electrónicos diciendo que llegaban a sus hogares en una media hora y se sentaban en el sofá. Agotados, porque han trabajado un turno completo, y cansados, nunca se quejan».

«Estamos llamados a servir, pero al mismo tiempo estamos llamados a enseñar a servir y cómo nos sentimos sirviendo», dijo Wagner.

Fuente: The St. Louis Review (Ve a este enlace para ver más fotos del evento)

Etiquetas: YoSoyVicente

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This