últimas noticias sobre el COVID-19

Espíritu de Dios, sopla tu aliento

por | May 13, 2016 | Formación, Medios de comunicación social, Publicaciones, Reflexiones | 0 comentarios

¿Estamos dispuestos a ponernos en manos de Dios, y que sea el Espíritu Santo el que guíe nuestra vida?

Reflexion y reto:

Jesucristo nos dejó al Espiritu Santo como promesa de que siempre estaría junto a nosotros. Lo hace a la vez que nos envía a proclamar la Buena Noticia a los hombres: «Jesús se acercó a ellos y les habló así: ‘Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo’.» (Mateo 28, 18-20)

Los seguidores de san Vicente de Paúl, «de palabra y de obra» nos hemos comprometido a anunciar el Evangelio, con nuestras manos y con nuestra voz… con nuestra vida entera. Una obra que supera en mucho las capacidades humanas, y por eso pedimos que sea Dios mismo, a través de su Espíritu, el que lleve a cabo su obra en nosotros.

En palabras de san Vicente: «Cuando el Espíritu Santo actúa en una persona, quiere decirse que este Espíritu, al habitar en ella, le da las mismas inclinaciones y disposiciones que tenía Jesucristo en la tierra, y éstas le hacen obrar, no digo que con la misma perfección, pero sí según la medida de los dones de este divino Espíritu” (SVP XI, 411)

  • ¿Está obrando en mí el Espíritu de Dios?… ¿le dejo obrar? ¿Está obrando en la Familia Vicenciana el Espíritu de Dios?… ¿le dejamos obrar?
  • ¿Cómo expreso con palabras y hechos que el tener o no tener el espíritu evangélico es cuestión de vida o muerte para la Familia Vicenciana, …para uno mismo?

Javier F. Chento twitter icon @javierchento facebook icon JavierChento

Letra:

Tu aliento,
tu voz que se hace grito en el silencio,
tu voz que me apacienta si no puedo más,
ya no más,
si me he cansado de luchar aquí estás.

Mi consuelo,
tus manos que calientan en el hielo
tus manos que liberan de la tempestad,
soledad, y me levanto a caminar sin dudar.

Espíritu de Dios, Espíritu de Dios,
fluye en mí, sopla tu aliento, vive en mí.
Espíritu de Dios, Espíritu de Dios,
fluye en mí, sopla tu aliento, vive en mí.
Ah, ah, ah, ah. Sopla en mí, Espíritu Santo.

Mi anhelo,
lo dulce de mi corazón, mi deseo,
tu Gloria a mi alrededor y tu poder,
respirar el aire fresco que me da libertad.

Tu aliento,
tu voz que se hace grito en el silencio,
tu voz que me apacienta si no puedo más,
ya no más,
si me he cansado de luchar aquí estás.

Espíritu de Dios, Espíritu de Dios,
fluye en mí, sopla tu aliento, vive en mí.
Espíritu de Dios, Espíritu de Dios,
fluye en mí, sopla tu aliento, vive en mí.
Ah, ah, ah, ah. Sopla en mí, Espíritu Santo.

Créditos de «Espíritu de Dios»:

Autor: Willy Díaz

Grabada por Carlos Molano en Final Music Studio, Harbey Marin en Groove Music y Alex Hernandez en Live Records Music
Mezclada por: Harbey Marín (Groove Music)
Masterizada por : Carlos Silva ( C1Mastering)
Video Editado por: Nacho Riveros

Estación Cero es Jesucristo antes de El nada y a partir de El Todo

Batería: Leo Puerto
Guitarra Eléctrica: Alex Hernández
Guitarra Acústica: Fercho Olivar
Bajo: Carlos Molano
Voz Líder: Willy Díaz

Invitados Especiales:

Chelo: Lina Alejandra Aldana
Violin: Sebastian Lopez

Etiquetas: Video

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This