UN-human-rights-haiti-facebook-ES

Guillermo Campuzano, CM, representante de la Congregación de la Misión ante las Naciones Unidas, escribe:

Los Derechos Humanos en Haití

La Familia Vicenciana en las Naciones Unidas forma parte de una coalición de ONGs llamada «Grupo de Trabajo sobre Minería».  Esta coalición preparó, después mucho trabajo de consulta e investigación, un informe sobre la situación actual de los Derechos Humanos en Haití.  Este informe fue enviado a Ginebra para la 26ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, como una contribución al Periodo de Revisión Universal sobre Haití, que se realizará entre el 31 de octubre y el 11 de noviembre de 2016  El documento esta dividido en capítulos en los que se desgranan los derechos básicos de las personas que no están siendo reconocidos, en este país, el mas pobre del hemisferio occidental: pobreza, violencia, prisión, educación y registro de nacimiento.  La realidad de Haití es verdaderamente dramática. No podemos dejar de mirar hacia esta nación en donde nuestro carisma está presente a través de varias ramas desde hace ya mucho tiempo.   Dentro de las muchas propuestas que la comunidad internacional ha  demandado para Haití están las siguientes:

  1. No a la explotación de la infancia. Miles de niños/as en Haití son huérfanos o abandonados, lo que los convierte en un grupo muy vulnerable y sin protección. Los más vulnerables se han convertido en víctimas de los traficantes.
  2. Urgente: construir un sistema de justicia operativo que asegure el cumplimiento de la ley y el mantenimiento de la seguridad, ya que la capacidad del gobierno haitiano para garantizar el estado de derecho es demasiado débil.
  3. Libertad de movimiento en el país para personas desplazadas. Deben protegerse los derechos de las personas desplazadas por la violencia, los desastres naturales, etc.  Estas personas de manera que puedan adoptar decisiones voluntarias e informadas respecto a su futuro.
  4. Prevención de la violencia de género. Las mujeres y las niñas están especialmente expuestas a la violencia sexual, a la explotación por traficantes, al tiempo que se ve reducido su acceso a los servicios de salud materna, reproductiva y sexual.
  5. Reglas claras  para las fuerzas internacionales en Haití: La experiencia de otras operaciones ha demostrado que dejar la rendición de cuentas por las violaciones cometidas por el persona internacional exclusivamente al arbitrio de los países de origen conduce a la impunidad de graves violaciones de derechos humanos.
  6. Cancelación de la deuda externa. Todos los recursos económicos disponibles en los próximos años deben canalizarse hacia programas de reconstrucción que garanticen el bienestar de la población y no al pago de la deuda.

Creo que hemos de recordar que la Familia Vicentina ha estado muy activa en Haití.  Como parte de nuestra celebración mundial del 350º aniversario de la muerte de los Santos Fundadores, se puso en marcha un proyecto, en colaboración con Fonkoze, para potenciar el desarrollo económico sostenible en Haití.  Zafen, que en creol significa «es nuestro negocio», reúne a una comunidad global de prestatarios y donantes que creen en el poder del espíritu empresarial para reforzar la comunidad haitiana y crear puestos de trabajo para los que viven en las peores condiciones de pobreza del mundo. Si alguien esta interesado en unirse a este proyecto puede visitar zafen.org.

La Iniciativa de la Familia Vicenciana para Haití está ahora totalmente desarrollada, con su propia junta y financiación.


Tags: ,

Pin It on Pinterest

Share This