Evangelio y Vida para el 2 de abril de 2016

por | Abr 2, 2016 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

Hch 4, 13-21 | Sal 117, 1-21 | Mc 16, 9-15.

“Se apareció primero a María Magdalena”

Pedro y Juan habían curado a un hombre tullido. Y, en los jefes judíos, aparecieron el miedo y sus hijas, las amenazas. Los muertos no curan a nadie. Si Jesús fue muerto, crucificado y enterrado, ¿cómo puede seguir dando vida? Los jefes se alarmaron. Pedro les dice: “Ha sido curado por el nombre de Jesucristo, a quien ustedes crucificaron y a quien Dios resucitó de entre los muertos”. Todos conocían al tullido, no podían negar su curación. Pero los jefes, amenazándolos, les prohibieron seguir hablando de Jesús.

¡Qué tolerantes!

Hoy, a muchos católicos, (¿soy de esos?) no es preciso amenazarlos ni prohibirles hablar de Jesús. No lo necesitan. Ni se les ocurre hacerlo. Se suman sumisos a la autocensura de los medios de comunicación, que sólo saben hablar del cristianismo si encuentran algún escándalo. Hace ya algún tiempo (27, julio, 2013) nos decía el Papa Francisco: “Estamos llamados por Dios –con nombre y apellido– cada uno de nosotros, llamados a anunciar el Evangelio y a promover con alegría la cultura del encuentro”. ¡Como María Magdalena!

Recuerdo a aquel africano, de la tribu de los pel, a quien sus familiares le quitaron todo por hacerse cristiano. Decía: Ahora soy libre, y voy por todas partes anunciando a mi Señor, y si paso una semana sin hacerlo, me parece que mi lengua está reseca y me sabe a paja mojada. ¿Estaría loco o enamorado?

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This