Las bases importan en las Naciones Unidas

por | Mar 31, 2016 | Noticias | 0 comentarios

vincentian-family-UN-facebook

Sor Margaret O’Dwyer, HC nos escribe desde la ONU:

Las voces de las bases fueron quizás las más poderosas durante las recientes sesiones de la Comisión de la ONU sobre la Condición de la Mujer (CSW), porque hablaban de las realidades sociales y económicas que experimentan la gente común.

Entre 4.000 y 6.000 mujeres participaron en la CSW 60, que concluyó la semana pasada. El tema prioritario se refería a la capacitación de las mujeres y su relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocida como la Agenda 2030.

Las perspectivas de base permeaban muchos debates. Una trabajadora de una fábrica de Bangladesh conectaba el hambre a los temas laborales. Mujeres afectadas por la trata hablaron de sus aterradoras experiencias al reclamar el fin de la práctica. Una mujer hondureña trajo a primer plano la dificultad de comprar tierras para los cultivos, debido a que las grandes corporaciones están acaparando las compras. Una mujer joven habló, poco después de Ban Ki Moon, durante la sesión de apertura, afirmando la importancia de incluir a los jóvenes en la CSW y en otras deliberaciones de la ONU. Una mujer de Tonga ofreció una lista de tareas pendientes para prevenir y tratar la violencia contra las mujeres, obtenida de la experiencia con las víctimas. Las personas con discapacidad hicieron preguntas sobre cómo las diversas iniciativas SDG les incluirían.

«Los gobiernos tienen un papel que desempeñar y la sensibilización es muy importante, pero el cambio real no ocurre hasta que surge desde la base», dijo Teresa Kotturan, representante en la ONU para las ONGs de la Federación de Hermanas de la Caridad.

El P. Guillermo (Memo) Campuzano, CM, representante de ONGs de la Congregación de la Misión en la ONU, comentó:

“Si realmente queremos poner en práctica la agenda 2030 de la ONU y los objetivos de desarrollo sostenible, tenemos que capacitar a las mujeres a todos los niveles, en todo el mundo, especialmente en las bases. El empoderamiento económico a nivel de base es, sin duda, un aspecto crucial de cualquier impulso significativo para que las mujeres participen plenamente y en pie de igualdad en sus comunidades. También tenemos que reconocer lo que están haciendo las mujeres para otras mujeres: el término «organizaciones de base de mujeres» abarca ONGs de base local y dirigidas por mujeres que tienen la misión de empoderar a las mujeres y promover los derechos de la mujer en múltiples frentes”.

La Familia Vicenciana ha estado haciendo su parte para poner de relieve las iniciativas de base. (Los proyectos de base son aquellos en los que la planificación y ejecución provienen de las personas que se benefician, en lugar de un enfoque «de arriba a abajo», donde el enfoque de los donantes puede eclipsar las verdaderas necesidades de la población). La Federación de Hermanas de la Caridad patrocinaron un evento paralelo el 22 de marzo, titulado «Dinámica de la trata de personas:. Catástrofe, Migración, Demanda y Restauración».

Las Hijas de la Caridad co-patrocinaron un evento paralelo llamado «Las bases importan: anclando los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las economías basadas en la comunidad», durante la Comisión de Desarrollo Social, el 9 de febrero, y la Comisión sobre la Condición de la Mujer, el 23 de marzo. El P. Campuzano sirvió como moderador del primer panel, y Sor Margaret O’Dwyer, HC, destacó un proyecto popular en Fiji durante ambos eventos. Ese proyecto relacionado con la creación de elementos para la venta, como monederos y estuches de lápices, hechos de materiales desechados en la basura. Los dos eventos paralelos fueron copatrocinados junto a varias comunidades, así como con el IASS (Asociación Internacional de Escuelas de Trabajo Social).

Estos eventos paralelos surgieron de una encuesta difundida por el Grupo de Trabajo de bases, una división del Comité de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Social. Representantes de 70 proyectos de todo el mundo completaron la encuesta. En cerca de 20 proyectos participaban las Hijas de la Caridad. Las Hermanas de la Caridad también presentaron respuestas. Estas iniciativas involucran de 6 a 350.920 personas, haciendo frente a las necesidades de 410.000 personas, desde recién nacidos hasta ancianos de 95 años. Si hizo un fuerte énfasis en los proyectos centrados en las mujeres.

«Estamos muy agradecidos a todos los que respondieron a la encuesta, ya que es una manera auténtica para poder llevar las voces de las bases a la ONU», dijo Sor Catalina Prendergast, representante de ONGs de las Hijas de la Caridad en la ONU.

La encuesta ofreció un gran número de conclusiones, en particular sobre los factores que contribuyen a realizar proyectos de base eficaces. En primer lugar, se recomienda un enfoque de grupo muy participativo, con reuniones periódicas y un cierto grado de antecedentes comunes de los miembros. En segundo lugar es útil la planificación sustancial, con un seguimiento y evaluación periódico de lo que funciona y no funciona. (La formación de los miembros en las iniciativas se identificó como importante para construir la capacitación de los participantes). Y la selección de un proyecto razonable de que toma en cuenta las condiciones locales y produce beneficios a los participantes (es decir, utilizando el tipo correcto de cultivos o animales, o fabricar productos que se vendan con facilidad y estén compuestos de materiales disponibles con facilidad.)

En breve, el Grupo de Trabajo de bases publicará un informe a partir de la encuesta.

Etiquetas: ONU

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This