Reflexiones Vicentinas al Evangelio: 5º Domingo de Cuaresma

por | Mar 10, 2016 | Cuaresma, Reflexiones | 0 comentarios

reflexiones_ssvp_estados_unidos

Evangelio: (San Juan 8:1-11)

Los maestros de la Ley y los fariseos le trajeron una mujer que había sido sorprendida en adulterio. La colocaron en medio y le dijeron: “Maestro, esta mujer es una adúltera y ha sido sorprendida en el acto. En un caso como este le Ley de Moisés ordena matar a pedradas a la mujer. Tú, ¿que dices?” Le hacían esta pregunta para ponerlo en dificultades y tener algo de que acusarlo. Pero Jesús se inclinó y se puso a escribir en el suelo con el dedo. Como ellos insistían en preguntarle, se enderezó y les dijo: “Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le arroje la primera piedra.”….Al oír estas palabras, se fueron retirando uno tras otro, hasta que se quedó Jesús solo con la mujer, que seguía de pie ante él. Jesús le dijo: “Mujer ¿dónde están? ¿Ninguno te la condenado?” Ella contestó: “Ninguno, señor.” Jesús le dijo: “Tampoco yo te condeno, vete y en adelante no vuelvas a pecar.”

Reflexión:

Un cuento que empieza con acusaciones fatales, termina con misericordia divina. Donde la condenación de la comunidad hubiera llevado a la mujer adúltera a la muerte, la misericordia de Jesús la lleva a una vida nueva. La historia que empieza con exponer el pecado de un individuo, termina con la exposición de los pecados de todos. Donde la comunidad empieza a enterarse de los pecados de la mujer, ellos mismos son transformados por el encuentro con Jesús quien los hace conscientes de sus propios pecados. Una historia que se inicia con pruebas humanas a lo divino, termina con una invitación divina al arrepentimiento. Jesús revela una nueva orden en que todos somos llamados a arrepentirnos y a la experiencia de misericordia divina. El deseo de Jesús para nosotros no es de muerte sino de vida nueva. (Liturgia Viviente)

Meditación Vicentina:

La presencia amorosa de Dios es purificadora, como el bautismo y la penitencia nos recuerda. El amor de Dios labora para vencer la resistencia que es encontrada dentro de nosotros. Es un amor creativo que se esfuerza para cambiar y transformar, y para nuevos principios. Dios quiere hacer su hogar dentro de nosotros. La temporada de cuaresma nos empuja cada año hacia la abnegación. El punto real de prácticas ascéticas no es simplemente a “negarnos cosas del mundo,” pero a reconstruir nuestro más profundo ser, para que Dios pueda tomar más completa posesión de nuestro hogar. Jesús nos pide que la misma energía que hemos usado para acumular riquezas, consolidar poderes, seguir diversiones personales, sea conducida hacia la construcción de una “nueva persona” como morada para Él. (Maloney, ¡Ve! En la Espiritualidad Misionaria de San Vicente de Paúl)

Discusión: (Compartan ideas sobre estas lecturas después de un momento de silencio)

¿Mantienes tus prejuicios injustos y juzgas al pobre?

Oración de Clausura:

Jesús, modelo de compasión y bondad,

-Libra nuestros corazones de prejuicios y ocasiones en

que juzgamos cruelmente a otros.

Jesús, modelo de docilidad y serenidad,

-Haznos dóciles y humildes de corazón.

Jesús, modelo de perdón y misericordia,

-Abre nuestros corazones a todos. ¡Amén!

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This