Santa Catalina Labouré, Cuaresma y Oración

por | Mar 9, 2016 | Cuaresma, Formación, Reflexiones, Santoral de la Familia Vicenciana | 0 comentarios

Santa Catalina Laboure-1

La Biblia dice que no recibimos porque no pedimos. La Cuaresma es un buen momento para volver a recuperar el hábito de la oración, buscando un lugar tranquilo, rechazando todo lo que nos distraiga, y pidiendo que sea Dios quien dirija nuestras vidas. Santa Catalina Labouré es uno de nuestros grandes modelos vicencianos en la oración: de entregarse por completo a la providencia de Dios, y escuchar con atención la voluntad de Dios (sea esta cual sea).

Santa Catalina Labouré

Santa Catalina Labouré

«Cada vez que voy a la capilla, me pongo en presencia de nuestro buen Dios, y le digo: ‘Señor, aquí estoy. Dime lo que quieres que haga’. Si él me da una determinada tarea, estoy contenta y se lo agradezco. Si él no me da nada, también se lo agradezco, pues seguramente no merecía recibir nada más. Entonces le cuento a Dios todo lo que está en mi corazón. le hablo de mis dolores y alegrías, y después escucho. Si escuchas, Dios también le hablará, pues, con el buen Señor, debes tanto hablar como escuchar. Dios siempre te habla cuando te acercas sencilla y llanamente».

«Mis ovejas oyen mi voz; y yo las conozco, y me siguen» (Juan 10, 27).

El folleto adjunto, del P. Jim Osendorf, C.M., es un folleto imprimible a tres caras: La historia de Santa Catalina Labouré y la Medalla Milagrosa.

Descarga el PDF
Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This