Día de Oración y Ayuno Vicentino: martes 1 de marzo de 2016

por | Mar 1, 2016 | Cuaresma, Reflexiones | 0 comentarios

oracion_ayuno_lynn

Día Vicentino de ayuno y oración
Martes 1 de marzo de 2016

La fe Vicentina trae alegría – Obras Vicentinas de Misericordia – Alcanzando todo nuestro potencial – Escuchen a Mi Hijo

La fe Vicentina trae alegría – Tener fe en Jesús significa que también nosotros podemos experimentar alegría aun cuando sufrimos o estamos de duelo. La compasión es pura acción dada por la pureza del corazón. La damos a los demás por la fuerza de la generosidad, que es tan completa y tan complaciente, que no nos importa si obtendremos algo a cambio. A veces pasan cosas malas y no sabemos qué hacer. Queremos hacer lo correcto con los que servimos. Por eso rezamos. El servicio Vicentino se alimenta de la oración. Dios nos da las respuestas y nosotros solo tenemos que seguir Su consejo y la alegría llegará. Nuestras sonrisas y preocupación genuina; no lastima por aquellos a quienes servimos, es Dios obrando a través de nosotros. Cuando llevamos esta alegría al hogar de una persona que necesita esperanza, la esperanza llega. No podemos prometer que se resolverá el problema, pero podemos ayudar a buscar una solución y rezar siempre.  No podemos hacer nuestro trabajo sin FE. Esta es la base del éxito de nuestro servicio. Debemos estar siempre presentes. Tener fe en Jesús, significa que nosotros también podemos experimentar alegría, aun cuando sufrimos y no hemos alcanzado el éxito. Quédese a Su lado y continúe plantando semillas y Dios las hará crecer. Él nos trajo al Hijo para llevar alegría a los pobres.

Obras Vicentinas de Misericordia – Dios trabaja a través de los sacramentos. Ellos nos aseguran el encuentro con la gracia; no son válvulas diseñadas para excluir de Dios a los no bautizados. Debemos siempre vestirnos de misericordia para que todo el mundo pueda verla. Somos sirvientes de la Misericordia y debemos seguir nuestro llamado con amor y justicia para ser un discípulo, servir a los perdidos, alimentar a los hambrientos, dar casa a los que viven en la calle y estar presentes para quien necesite ayuda.  Muchas veces nos abstenemos de llamar “clientes” a los necesitados, y aunque los archivamos por número, los conocemos por su nombre. Dios nos llama por nuestro nombre y nosotros debemos hacer lo propio con los demás.  Estamos llamados a servir a los pobres y los llamamos “amigo” o “vecino”; así que visitamos a nuestros amigos o vecinos más necesitados y los tratamos con amor y compresión.  Ésta es nuestra obra de misericordia. Ellos nos necesitan y nosotros también los necesitamos a ellos para aprender más sobre la bondad de Dios y lo que verdaderamente es la misericordia.  No estamos solos.  Trabamos en conjunto con nuestra familia Vicentina y nuestra comunidad. Buscamos la forma de servir mejor y encontrar soluciones. A veces buscamos un compañero para poder hacerlo. Colaboramos con otros que tienen los mismos intereses y justo con Dios, podemos hacer la diferencia. A veces no vemos los resultados pero sabemos que con la ayuda de Dios, nuestras obras de misericordia funcionan. Hay éxito. Gracias a Dios.

Alcanzando todo nuestro potencial – No podemos ignorara la necesidad de curarnos de nuestra ira y sentimiento de haber perdido. Ignorarlo es como darle la espalda al Espíritu Santo. No abandone la esperanza. Leer las Escrituras siempre nos da respuestas. Como Vicentinos, leemos mucho a San Mateo. Los invito a leer las Escrituras antes de las visitas. Yo frecuentemente pongo mi nombre en ellas. Me ayuda a hacer las relevantes a mi servicio. Lea San Mateo 5,6 & 7. El otro evangelio relevante para nuestro trabajo es el de San Lucas. Es el evangelio de la misericordia, muy apropiado para este año de la misericordia.  Necesitamos rezar y leer las Escrituras en nuestro trabajo.  Jesús nos llama a ser Sus discípulos; los seguimos y nunca estamos solos. Yo se que todos queremos crecer en el Espíritu. La pregunta es cuánto lo quieres. Yo pienso que hay que trabajar diariamente en eso. Yo oros muchas ves diariamente. Usted conoce el sermón en el Monte, de San Mateo 5, 6, & 7. Es una perfecta reflexión y literal interpretación de cómo convertir la ley en fe viva. Para ignorar nuestra necesidad de curarnos, especialmente de ira y falta de perdón, debemos ahogarnos en santidad y vivir en el Espíritu Santo. Al escuchar el llamados de Dios, elegimos servicio a los demás, humildad para llevar nuestro amor a quienes lo merecen y a quienes no. Todo es la llamada de Dios y Él nos pide que oremos para alcanzar todo nuestro potencial.

Escuchen a Mi Hijo Dios nos llama al Hijo. Estamos llamados a la esperanza y tenemos ala Santísima Trinidad para ayudarnos. ¿Qué visualiza cuando piensa en esperanza? Piénselo y visualícelo. Yo creo que la mayoría de nosotros la relaciona con nuestras familias, esposos o amigos. Como Vicentinos, pensamos en las familias que ayudamos. ¿Cómo les podemos llevar esperanza? Mi visión de la esperanza es la Transfiguración del Señor. Esto es algo increíble de visualizar. Yo me enfoco en la Cruz y el amor de Dios es lo más importante en nuestro servicio, especialmente durante la cuaresma. Yo llevo una cruz en mi bolsillo, la cual puedo tocar cuando siento que necesito ayuda. También llevo un clavo durante la cuaresma que me recuerda los mucho que soy amada. Pero no soy solo yo. Todos somos amados igual, sin importar lo que hagan. Por eso es que nos atrevemos a llevare esperanza a todo el que lo necesite. No los podemos juzgar, vemos a Jesús en cada unos de ellos, Él nos está llamando y debemos escuchar. Debemos llevar la esperanza a los demás. No tenemos otra opción. No debemos llevar falsas esperanza; pero estamos ahí para servir y ayudar. Frecuentemente decimos que estamos allí para ensenarlos a pescar. Recuerdo cuando mi suegro me enseño a pescar. El primer pez que atrapé, le pego en la cara. Eso no le gustó, pero me siguió ensenando pacientemente. Aprendí que aprender a pescar toma tiempo.  Estamos llamados al Hijo y Dios nos dice que Lo escuchemos. Viva cada día de la cuaresma con el intento de hacer de usted mismos a una mejor persona de amor y misericordia. Feliz semana. Bendiciones,

Lynn

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This