últimas noticias sobre el COVID-19

Evangelio y Vida para el 3 de febrero de 2016

por | Feb 3, 2016 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

evangelio_y_vida

2 Sam 24, 2. 9-17; Sal 31,1-2. 6-7; Mc 6, 1-6.

“Estaba sorprendido por su falta de fe”

Los paisanos de Jesús no dieron el paso hacia la fe en él. Se quedaron en los bordes de la realidad. ¿Qué clase de sabiduría es la suya? ¿No es éste uno como nosotros?

¿No es el carpintero, el hijo de María?

Malo es que nos engañemos con las mentiras, pero más triste es hacerlo con las verdades. Los paisanos de Jesús decían verdades –Jesús es sabio, es uno como nosotros, es el carpintero, es el hijo de María– y usaron esas verdades para taparse los ojos y cerrarse a la verdad mayor de Jesús. El Encarnado, es desechado por ellos. No son capaces de escuchar el misterio del Hijo del hombre.

Se admiran de lo que dice, pero rechazan al que lo dice. Se quedan en las realidades exteriores, en lo que ya conocen. Y Jesús es el que siempre nos provoca a superar las viejas imágenes conocidas.

Lo mismo que les sucedió a sus paisanos con Jesús nos puede suceder a ti y a mí: pensar que ya conocemos al que es inagotable. (¿Jesús de Nazaret? Ah sí, ya…). Y también nos puede pasar con la Iglesia y sus reales apariencias externas. El misterio humillado de la encarnación nos pide a ti y a mí experimentarlo para ir conociéndolo. Y lo que no es experiencia, es acaso sólo turismo espiritual.

 

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Honorio López Alfonso, C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This