últimas noticias sobre el COVID-19

Novena a la Virgen Milagrosa (día 7)

por | Nov 25, 2015 | Asociación de la Medalla Milagrosa | 0 comentarios

novena_milagrosa_2015

INMACULADA DE LA MEDALLA MILAGROSA
(Familia Vicenciana)

MONICIÓN DE ENTRADA

El desarrollo de la Novena nos acerca a la Fiesta de la Milagrosa, a sus Apariciones, a la Familia Vicenciana. La Milagrosa, su presencia en esta iglesia, nos resulta familiar. Así se muestra en la primera aparición y en las lecturas que se van a proclamar.

El Papa Francisco dice: “En una sociedad del desencuentro, de difícil convivencia entre las diferentes culturas…estamos llamados a ofrecer un modelo concreto de comunidad que, a través del reconocimiento de la dignidad de cada persona…, permite vivir las relaciones fraternas.”

Celebremos con gozo nuestra fe y nuestra fraternidad compartiendo la Mesa de Palabra y Pan que el Señor nos sirve.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que nos has dado a la Virgen María
como modelo de amor sublime y de gran humildad,
concede a tu Iglesia que,
siguiendo como ella el precepto del amor,
se entregue plenamente a tu gloria
y al servicio de la humanidad,
y se manifieste ante todos los pueblos
como sacramento de tu amor. Por NSJC…

LITURGIA DE LA PALABRA

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas (4, 4-7)

Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo, envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción.

Como sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama. “¡Abba! Padre.” Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero por voluntad de Dios.

Palabra de Dios

Salmo responsorial Salmo 130, 1.2.3

R/. Guarda mi alma en la paz, junto a ti, Señor.

Señor, mi corazón no es ambicioso,
ni mis ojos altaneros;
no pretendo grandezas que superan mi capacidad. R/.

Sino que acallo y modero mis deseos,
como un niño en brazos de su madre. R/.

Espere Israel en el Señor ahora y por siempre. R/.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (2, 46-51)

En aquel tiempo, a los tres días, los padres de Jesús lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.

Al verlo sus padres, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: “Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.”

Él les contestó: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?”

Pero ellos no comprendieron lo que quería decir.

El bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón.

Palabra del Señor.

SUGERENCIAS PARA LA HOMILÍA

  1. Presencia de María en la Familia Vicenciana

Como venimos viendo en la Novena, María juega un papel significativo en la vida consagrada de las distintas Congregaciones. La Familia Vicenciana, desde las tres primeras fundaciones, respira esta presencia de María. Era una reacción ante los juicios de los protestantes sobre la Virgen María y su culto; había un especial fervor a la Inmaculada, y a nivel popular estaban las cofradías de la Virgen del Rosario y las peregrinaciones a Santuarios marianos. Basta recordar que san Vicente peregrinó descalzo a Nuestra Señora de Bouglose en 1623. Y en 1633 delega sobre Luisa de Marillac, para que, en su peregrinación a Chartres, ofrezca la Compañía de las Hijas de la Caridad a Nuestra Señora. El 8 de diciembre de 1617, fiesta de la Inmaculada, procedía a la fundación de las damas de la Caridad que toman como patrona y protectora a la Madre de Dios. Su presencia especial esta acuñada en la medalla que el pueblo llamó “milagrosa”.

De María, a Vicente de Paúl, le llama la atención su alma de pobre, la unión con su Hijo y su humildad. De los misterios de María le fascinan la Inmaculada Concepción, la Anunciación y la Visitación. Las reglas y Constituciones nos piden tomarla como modelo y celebrar sus fiestas.

  1. Palabra y primera aparición a Santa Catalina

Las lecturas de la Misa nos muestran estas virtudes de pobreza y humildad, de cercanía con su hijo, enviado de Dios para una misión. Nacido de una mujer… que acude al templo…que lo busca cuando se pierde, porque crece bajo su autoridad, que se sorprende de la actuación de su Hijo, y quiere comprender. Sabe guardar y meditar en su corazón todas estas cosas. Sabe hacer fecunda la Palabra de Dios y ha dejado que fructifique en sus entrañas.

Nos fijamos, ahora, en la primera aparición, donde Catalina se acerca a la Virgen y habla dos horas con ella sobre la Familia Vicenciana y su futuro. Dejemos que ella misma nos lo cuente:

“Llegó la fiesta de San Vicente, en cuya víspera nuestra Madre Marta nos dio una conferencia sobre la devoción a los santos y en particular a la Santísima Virgen, lo que me dio tan gran deseo de ver a la Santísima Virgen que me acosté con el pensamiento de que aquella misma noche vería a mi buena Madre. ¡Hacía tanto tiempo que lo deseaba..! […]

Por fin a las once y media de la noche, oí que me llamaban por mi nombre. Al despertarme, miré hacia el lado del pasillo, descorrí la cortina y vi un niño, vestido de blanco, como de cuatro o cinco años, que me decía: -Venga a la capilla, la Santísima Virgen la espera…

La verdad que fascina la hora, el niño, las luces encendidas como en Navidad, la silla y la cercanía.

Mirando a la Virgen me puse de un salto a su lado, arrodillada sobre las gradas del altar, con las manos apoyadas en las rodillas de la Virgen. Allí pase el momento más dulce de mi vida, me sería imposible decir todo lo que sentí.”

Catalina es detallista, pero apenas dice nada de su conversación. Lo dirá 26 años más tarde cuando, por obediencia a su confesor, describe la conversación de aquella noche del 18 al 19 de julio de 1830. De lo que escribió entresacamos:

  • El buen Dios quiere confiarte una misión.
  • Verás ciertas cosas y recibirás inspiraciones en la oración.
  • Los tiempos son malos… pero ven al pie del altar donde se derramarán gracias sobre todos los que las pidan con confianza y fervor.
  • Hay gran relajación en las dos comunidades.
  • Estaré con vosotras, tened confianza, reconoceréis mi visita y la protección de Dios y de san Vicente sobre las dos comunidades.
  • Un día dije al P. Aladel: La Santísima Virgen quiere que usted comience una asociación, de la que será fundador y director.
  1. Para nuestra vida

También Catalina sabe guardar y meditar lo que ha visto y oído. Solo al confesor le dirá la aparición de aquella noche y las dos horas de conversación. Guardemos y meditemos en nuestro corazón la imagen de la visita inesperada, y la sorpresa de María, al encontrar a su hijo en el templo. Que estas lecturas de la Palabra de Dios y de Santa Catalina fecundicen nuestra vida. Guardemos, como María y Catalina, y meditemos todo en nuestro corazón.

ORACIÓN UNIVERSAL

Sacerdote: Presentemos nuestra oración a Dios Padre, confiando en la intercesión de María.

¡Oh María, sin pecado concebida,
rogad por nosotros, rogad por nosotros,
que recurrimos a Vos!

Monitor/a:

  1. Por el Papa Francisco, para que se cumplan las esperanzas que, en la Carta Apostólica a todos los consagrados, manifiesta. Roguemos al Señor.
  1. Por los gobiernos de todos los países, para que respeten y valoren los servicios prestados por los consagrados. Roguemos al Señor.
  1. Por la Familia Vicenciana y todos los consagrados, para que fieles a su carisma encuentren la perfecta alegría. Roguemos al Señor.
  1. Por los pobres, enfermos, refugiados, inmigrantes y perseguidos. Roguemos al Señor.
  1. Por cuantos participamos en todo el mundo en los triduos y novenas, que se celebran estos días en honor a la Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa. Roguemos al Señor.

¡Oh María, sin pecado concebida,
rogad por nosotros, rogad por nosotros,
que recurrimos a Vos!

Sacerdote: Acoge, Padre misericordioso, nuestros deseos y, por la intercesión de la Virgen Milagrosa, concédenos lo que necesitamos. Por JNS.

LITURGIA EUCARÍSTICA

ORACIÓN EN LA PRESENTACIÓN DE DONES

El Espíritu Santo que inspira constantemente a la Iglesia, santifique, Señor, los dones que te presentamos sobre el altar. Por Jesucristo, nuestro Señor.

PREFACIO

  1. El Señor esté con vosotros
  2. Y con tu espíritu.
  3. Levantemos el corazón.
  4. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
  5. Demos gracias al Señor nuestro Dios.
  6. Es justo y necesario

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre Santo,
Dios todopoderoso y eterno, por Cristo nuestro Señor.
Porque llevaste a cabo con inmensa bondad
el designio de nuestra redención,
preparado antes de los siglos,
en la bienaventurada Virgen María.
Al llegar la plenitud de los tiempos
la Sabiduría divina levantó su morada
en las purísimas entrañas de la Virgen;
y el Creador de la historia nació en el tiempo,
como el nuevo Adán, para dar muerte en nosotros
al hombre viejo y comunicarnos una vida nueva.
Por eso, con todos los ángeles y los santos
te cantamos este himno de alabanza.

SANTO, SANTO, SANTO…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Por este santo sacrificio te pedimos, Señor,
que infundas en nosotros la luz de la sabiduría
que inundó a la Virgen Madre,
para que te conozcamos en verdad
y te amemos fielmente. Por JCNS.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This