últimas noticias sobre el COVID-19

Novena a la Virgen Milagrosa (día 4)

por | Nov 22, 2015 | Asociación de la Medalla Milagrosa | 0 comentarios

novena_milagrosa_2015

“MARÍA AUXILIADORA”
(Familia Salesiana)

MONICIÓN DE ENTRADA

Celebramos hoy la fiesta de Jesucristo, Rey del Universo, y concluye así el año litúrgico. En nuestra celebración de la Novena, nos acompaña la Virgen bajo la advocación de María Auxiliadora, que la Familia Salesiana venera y propaga. San Juan Bosco y Santa Catalina Labouré fueron contemporáneos. Don Bosco dijo a sus muchachos que una Hija de la Caridad, muy humilde, había recibido visitas de nuestra Señora.

Son muchos los motivos de gozo y de acción de gracias que presentamos en la Eucaristía que ahora celebramos.

ORACIÓN COLECTA

Dios misericordioso y eterno,
que quisiste fundar todas las cosas
en tu Hijo muy amado, Rey del universo;
haz que toda la creación,
liberada de la esclavitud del pecado,
sirva a tu majestad y te glorifique sin fin.
Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Lectura del profeta Daniel (7, 13-14)

Yo vi, en una visión nocturna,
venir una especie de hombre entre las nubes del cielo.
Avanzó hacia el Anciano venerable
y llegó hasta su presencia.
A él se le dio el poder, el honor y reino.
Y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron.
Su poder es eterno, no cesará.
Su reino no acabará.

Palabra de Dios

Salmo 92 (1ab.1c-2.5)

R/. El Señor, reina vestido de majestad.

El Señor reina, vestido de majestad;
el Señor vestido y ceñido de poder. R/.

Así está firme el orbe y no vacila.
Tu trono está firme desde siempre,
y tú eres eterno. R/.

Tus mandatos son fieles y seguros,
la santidad es el adorno de tu casa,
Señor, por días sin término. R/.

Lectura del libro del Apocalipsis (1, 5-8)

A Jesucristo, el Testigo fiel, el Primogénito de entre los muertos, el Príncipe de los reyes de la tierra. A Aquél que nos amó, nos ha liberado de nuestros pecados por su sangre, nos ha convertido en un reino y hecho sacerdotes de Dios, su Padre, a él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén

¡Mirad! Él viene en las nubes. Todo ojo lo verá; también los que le atravesaron. Todos los pueblos de la tierra se lamentarán por su causa. Sí. Amén. Dice Dios: «Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y el que viene, el Todopoderosos».

Palabra de Dios

Aleluya

Bendito el que viene
en nombre del Señor;
bendito el reino que viene de nuestro padre Dios.

Lectura del santo evangelio según san Juan (18, 33-37)

En aquel tiempo preguntó Pilato a Jesús: ¿Eres tú el rey de los judíos?

Jesús le contestó: ¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?

Pilato replicó: ¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?

Jesús le contestó: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.

Pilato le dijo: ¿Con que tú eres rey?

Jesús le contestó: Tú lo dices: Soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.

Palabra del Señor

SUGERENCIAS PARA LA HOMILÍA

[Al preparar la homilía tener en cuenta la Fiesta de Cristo Rey y la Palabra proclamada]

La Experiencia Mariana de Don Bosco

  1. Don Bosco, un santo educador guiado por la Virgen María

Don Bosco sintió desde pequeño que la Virgen María, con diversos “sueños” e intervenciones, iba guiando los pasos de su vida.

A los 9 años ya tuvo un sueño que marcó las posteriores opciones que fue tomando en el sentido de dedicar su vida a la educación de la Juventud y al método que tenía que emplear para llegar al

corazón de los jóvenes: “no con golpes, sino con la bondad lograrás hacerles a estos jóvenes amigos tuyos”, le dijo la Virgen María.

  1. Diversas invocaciones marianas que va conociendo Don Bosco

“La Virgen del Rosario” era la invocación más popular y cercana a su pobre caserío en I Becchi, Castelnuevo, cerca de Turín. A la Virgen del Rosario dedica su primera capillita, en una habitación que le deja su hermano José en la casa del pueblo.

“Nuestra Señora de las Gracias”, en la pequeña ciudad de Chieri, durante el tiempo de sus estudios como joven en el Instituto y luego en el Seminario. A Ella le encomienda el discernimiento de su vocación.

“La Consolata”, Patrona de Turín. Ciudad de su sacerdocio y de su misión juvenil y popular.

“María Inmaculada”, en los primeros años de actividad del “Oratorio”, lugar donde recogía a los jóvenes. María Inmaculada como ayuda en la educación y en el camino de la santidad de los jóvenes.

  1. Surge “María Auxiliadora de los Cristianos”

El nombre o título de Auxiliadora ya existía en tiempos de Don Bosco, y tenía una connotación de tipo eclesial y de defensa de la fe. Pero Don Bosco toma el título, y le da una difusión universal y juvenil, al unirla a la educación y a la expansión de sus obras y de las misiones.

La Basílica de María Auxiliadora, en Turín, y el cuadro que preside dicha Basílica son el “icono” de la presencia de la Virgen María en las obras de Don Bosco. Don Bosco veía a la Virgen María paseándose por sus casas y por los patios de sus colegios y Oratorios.

La fundación de las “Hijas de María Auxiliadora” quiere ser un pequeño homenaje de gratitud a la Virgen María.

[ En Pamplona: Hoy volvemos nuestra mirada a la misión que los PP. Paúles tenemos en Honduras para atender el dolor de los enfermos, la precariedad de vida de los presos, el hambre y la sed de justicia y de pan y agua, pero también de cultura y vida digna. Nuestros hermanos hondureños nos necesitan y hemos tendido un Puente de Fraternidad, por donde circula, de nuestra orilla a la suya y viceversa, la solidaridad material y económica y también la solidaridad espiritual y cristiana del mandato nuevo, de las Bienaventuranzas.

RACIÓN UNIVERSAL

Sacerdote: Hoy nos acercamos con plegarias por todos los que buscan a Dios, [por los que entregan su vida en la misión, por los pueblos y aldeas de nuestra Misión en Honduras,] y lo hacemos pidiendo la intercesión de nuestra Madre, en las advocaciones de María Auxiliadora y Virgen Milagrosa.

¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA
ROGAD POR NOSOTROS, ROGAD POR NOSOTROS,
QUE RECURRIMOS A VOS!

Monitor/a:

  1. Para que en este día de Jesucristo, Rey del Universo, dejemos que su justicia, su paz, su gracia, su vida y su amor llenen todos los rincones de la tierra. Roguemos al Señor.
  1. [En Pamplona] Por los misioneros y misioneras de Honduras, para que sientan el respaldo de esta comunidad de la Milagrosa en Pamplona, en la tarea generosa que realizan de sembrar la Palabra de Dios y compartir los bienes de la tierra con lo más marginados. Roguemos al Señor.
  1. Por todos los “reyes” de la tierra, por los que gobiernan el mundo, para que lo hagan con la justicia y las actitudes de Cristo Rey. Roguemos al Señor.
  1. Por nosotros, que celebramos nuestra fe y deseamos que Jesús sea el Señor de nuestras vidas: para que demos gracias a Dios porque nos llama a formar parte de su Reino y porque hemos aprendido que lo que hacemos a los pobres, a Él se lo hacemos. Roguemos al Señor.

¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA
ROGAD POR NOSOTROS, ROGAD POR NOSOTROS,
QUE RECURRIMOS A VOS!

Sacerdote: Padre de bondad, que estos deseos que te presentamos encuentren eco en tu amor generoso y que nos ayude la intercesión poderosa de la Madre de tu Hijo, María Auxiliadora, por nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA EUCARÍSTICA

ORACIÓN SOBRE LOS DONES

Te ofrecemos, Señor,
la víctima de la redención de los hombres,
pidiéndote humildemente
que tu Hijo conceda a todos los pueblos
los bienes de la unidad y de la paz.
Por Jesucristo nuestro Señor

PREFACIO

V/. El Señor esté con vosotros.

R/. Y con tu espíritu.

V/. Levantemos el corazón.

R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.

V/. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

R/. Es justo y necesario.

En verdad es digno y justo,
equitativo y saludable,
darte gracias siempre y en todas partes, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios,
que ungiste a tu unigénito Hijo
y Señor nuestro Jesucristo,
sacerdote eterno y rey de todos,
con óleo de alegría,
para que, ofreciéndose a sí mismo
en el ara de la cruz,
como víctima pacífica y sin tacha,
obrase el misterio de la humana redención,
y, una vez sometidas a su imperio
todas las criaturas,
entregase a tu infinita majestad
un reino eterno y universal,
reino de verdad y de vida,
reino de santidad y de gracia,
reino de justicia, de amor y de paz.
Y por eso, con los Ángeles y los Arcángeles,
con los Tronos y las Dominaciones,
y con todos los coros celestiales,
cantamos sin cesar el himno de tu gloria:

SANTO, SANTO, SANTO…

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Después de recibir el alimento de la inmortalidad,
te pedimos, Señor,
que quienes nos gloriamos
de obedecer los mandatos de Cristo,
Rey del universo,
podamos vivir eternamente con Él
en el Reino del cielo.
Por Jesucristo nuestro Señor.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This