IMG_2325

La Casa María Inmaculada de Vía Ezio en Roma, ha acogido en varias ocasiones encuentros relacionados con la vida de la Congregación de la Misión. Es la primera vez que acoge a tan ilustres huéspedes, los obispos vicentinos del mundo entero, de Brasil a Papúa Nueva Guinea, de Albania a Etiopia. Los miembros de la Curia General se han comprometido en los últimos meses para convocar y organizar este evento tan importante en que nos preparamos para la Asamblea General 2016.

De los 32 Obispos nombrados alrededor del mundo, están participando en este momento 22 obispos de Líbano, Italia, Polonia, Colombia, Brasil, Mozambique, India, Etiopia, Madagascar, Albania, Ucrania, Argentina, Guatemala y Perú.

Del 23 al 25 de junio durante la reunión se ha propuesto, como objetivo facilitar entre los hermanos en el episcopado el mutuo conocimiento y posibilitar un mayor acercamiento a la Congregación, en un ambiente de diálogo compartido, de reflexión y de celebración en la fe.

En el primer día se ha tenido previsto tres temas de reflexión: “La situación de la Congregación hoy en el mundo”, orientado por el padre Gregorio Gay, Superior General, “Raíces de la identidad vicentina en el ser y en el quehacer misionero” por padre Javier Álvarez, Vicario General y “La relación Obispos-Congregación; Congregación-Obispos”, la ambientación al diálogo orientada por Monseñor Varghese Thottamkara, Vicario Apostólico de Nekemte, Etiopia. La Eucaristía fue presidida por Monseñor Luca Brandolini, Obispo Emérito de Sora-Cassino-Aquino-Pontecorvo.

El segundo día se tiene previsto la participación en la Audiencia General presidida por el Papa Francisco. En la tarde se continuará el diálogo y el compartir acerca de la vida de cada uno, sobre todo en este ministerio particular a la que han sido llamados por la Iglesia Católica.

El tercer día se realizará una jornada de Retiro Espiritual que será ambientado por Monseñor Alfonso Cabezas Obispo Emérito de la Arquidiócesis de Villavicencio Colombia. Se finalizará con la celebración eucarística presidida por el Cardenal Franc Rodé, Obispo Emérito, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

Fuente: cmglobal.org

Pin It on Pinterest

Share This