Día de Oración y Ayuno Vicentino: martes 3 de febrero de 2015

por | Feb 3, 2015 | Reflexiones | 0 comentarios

lynnDía de Oración y Ayuno Vicentino
Martes 03 de febrero
Año de la Vida Consagrada
Verdaderamente Humilde – Dios Da la vida – Bien Común – Siendo un Mendigo

Querida Familia Vicentina: Siempre debemos orar los unos por los otros y por nuestros amigos. Hace unos cuatro años, hice amistad con una muy querida amiga. Ella vive en los EE.UU. y sólo la he conocido a través de correos electrónicos y un video y muchas fotos. Mi amiga apareció en las noticias de ABC en ocasión de la recaudación de dinero y distribución de bolsas de Navidad para niños que pasarían su navidad en el hospital. Ella misma pasó muchos días en el hospital a acercarse la navidad y al día de hoy está otra vez en el hospital, pero por suerte que sólo por un día. Yo les pido que oren por Marisol, mi amiguita de sólo 13 años, quien ha tenido un trasplante y ahora está de vuelta en el hospital debido a una infección y un virus. Su madre ha pedido oraciones. No me puedo imaginar la situación por la que han atravesado y lo único que su madre pide es la oración. Por favor, oren conmigo. Y que Dios siga bendiciéndonos a todos por nuestra fidelidad y por nuestro servicio. ¡Amén!

Verdaderamente Humilde – Cuando alegría al momento de una humillación, somos verdaderamente humildes gracias al corazón de Jesús. Como Vicentinos creamos una vida que se siente bien en nuestro interior, no una que sólo se ve bien por fuera. Tenemos que confiar en Dios como nuestro creador y nuestro líder. La humildad no es fácil. ¿Sabes cómo el tiempo vuela y vuela aún más rápido con cada año que sumamos sucesivamente. La buena noticia es que tenemos control sobre estas cosas. Tengo un pequeño cartel en mi escritorio que dice, “Usted nunca tendrá tiempo, ¡su deber es hacerlo!” Nunca deberíamos de estar demasiado ocupados para celebrar, orar y buscar el humilde corazón de Jesús. El tiempo realmente que vuela y parece ser que nosotros somos los pilotos. Pero deberíamos dar el control a Dios y ser nosotros el co-piloto. Servir con amor humilde. Rezar en humilde sinceridad y buscar la dirección, orientación y liderazgo de la Trinidad. Todo el mérito es de Dios. Somos llamados, servimos y lo alabamos a medida que seguimos pescando para Él, en humildad.

Dios da la vida – Dios nos ofrece la vida cuando rechazamos la falsa profecía. Las redes sociales, un acceso constante a la tecnología, la publicidad… vivimos en un mundo ruidoso, donde todo el mundo piensa que tenemos derecho a sus opiniones. Puede ser una tentación leer cada artículo que vemos publicado y seguir cada uno de los eslabones, y buscar opiniones que nos hacen sentir justificados en nuestro propio pensamiento. En la primera lectura, Moisés promete al pueblo que Dios enviará una voz digna de confianza después de él,para que el pueblonose vea tentado por los falsos profetas que le rodean.

El domingo pasado en la lectura del Evangelio de Marcos 1: 21-28 Jesús expulsa a un espíritu maligno, y la gente está impresionada por la autoridad de Jesús: porque sus palabras traen sanidad y vida; “(26) ¡Incluso a los espíritus malignos da ordenes y le obedecen!”. Hay mucho ruido en nuestra cultura; ruidos que compiten por nuestra devoción, tiempo, atención y dinero, pero la vida que Dios quiere para nosotros trae la libertad en medio del ruido. Tenemos que prestar atención a la voz suave y apacible en nosotros, y para los maestros, predicadores y profetas cuyos mensajes nos ofrecen la paz, la libertad y la alegría de Cristo. Las palabras de Pablo en 1 Corintios 7: 35 son útiles en el discernimiento: «Les digo esto no para ponerles restricciones, sino en bien de ustedes y para que vivan de una manera digna, sirviendo al señor con toda dedicación.” Escuchemos a aquellos cuyas palabras son ofrecidos a nosotros libremente, sin ataduras, y que nos dejen hablar de la misma manera.

El Bien Común – En una conferencia del Cardenal Marx, él habló de cómo la sociedad y la Iglesia, ambos comparten la responsabilidad de mantener la libertad y el bien común. Esto es un reto para que todos nosotros busquemos el bien común de toda la gente, todo el tiempo. El bien común tiene sus raíces en el Evangelio de muchas maneras. Por supuesto, que interpretamos el bien común de muchas maneras. Piense en su bien común y en el Evangelio al que apela por ello. El mío es siempre el Sermón de la Montaña en el evangelio de Mateo. Las bienaventuranzas son una manera de vivir en el amor con el mundo y asegurar el bien común. Pero sólo podemos hacer esto con el amor de Dios. El amor de Dios es el poder al que oramos y es por el bien común en nuestro servicio, de tratar a las personas que conocemos cada día. Para amar como Dios, sin condiciones – amor incondicional es lo que necesitamos para el bien común. Somos verdaderamente amados por Dios. Él nos ha amado primero y nunca termina. Él no sabe cómo dejar de amarnos. La magia y la bondad ocurren cuando aceptamos el amor de Dios y lo compartimos con otros. ¿Se ha sentido sin amor alguna vez? ¿Se ha dado cuenta de cómo duele? Si yo le amo, y Dios le ama, usted siempre tendrá amor, así que délo a conocer por allí, por el bien común.

Seamos Mendigos – En declaraciones a los jóvenes en Manila, y comentando la lectura del Evangelio sobre el joven que se va triste, el Santo Padre dijo lo siguiente: Aún nos falta una cosa. ¡Convertirnos en un mendigo!” Como Vicentinos somos mendigos para los pobres. A veces nos olvidamos que es nuestro llamado. Trabajamos y rogamos para ayudarles a tener una vida mejor. Escucha las palabras de Vicente y Ozanam. Para aprender a mendigar; para aprender a recibir con humildad; hay que aprender a ser evangelizados por los pobres, por los que servimos. ¿Ha aprendido a mendigar? Esto sin duda tiene las cualidades de un examen de conciencia para los vicentinos de todo tipo. Aprendamos de los pobres en cada visita. Vamos a llegar lejos humilde y renovados. Somos mendigos para los pobres, servimos, aprendemos y no juzgamos.

San Blais Fiesta hoy. Bendición de las gargantas en este día es una larga tradición. San Blas disfrutó veneración generalizada en la Iglesias de Oriente y Occidente debido a muchos curas que se le atribuyen . Según la tradición , fue obispo de Sebaste en Armenia y fue martirizado bajo Licinio . En este día la Iglesia da una » bendición de las gargantas » en honor a San Blas. Desde el siglo VIII que se ha invocado en nombre de los enfermos, especialmente los afectados por las enfermedades de la garganta .

Queridos Hermanos y Hermanas Vicentinas: oremos por la unidad y siempre oremos por los pobres. Tenemos que ganar la guerra contra la pobreza. Tratemos de ver a aquellos a quienes servimos a través de los ojos de Dios. Trate de ponerse en su lugar. No sea crítico, sino que amorosamente sirva a Jesús en los que lo necesitan. Oremos antes de decidir qué hacer. Pero permitamos que Dios nos ayude con la decisión.

Bendiciones,

Lynn

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This