Con mi saludo fraternal, les escribo para presentarles algunas indicaciones para el Día de oración de la Familia Vicentina, por ocasión de la fiesta de San Vicente de Paúl.»… Así, proponemos el siguiente tema para el Día de oración para la fiesta de San Vicente de Paúl (2011): “Cosechar los frutos del Jubileo”.

[hr]

Roma, 19 de julio de 2011

A todos los miembros de la Familia Vicentina

Estimados Hermanos y Hermanas,

Que la gracia y la paz de Cristo Jesús estén siempre con nosotros!

Con mi saludo fraternal, les escribo para presentarles algunas indicaciones para el Día de oración de la Familia Vicentina, por ocasión de la fiesta de San Vicente de Paúl.

En diferentes partes del mundo, nos hemos dado cuenta que la Familia Vicentina ha realizado muchas actividades en torno a la celebración dos 350 años de la muerte de San Vicente y Santa Luisa. Nosotros del Comité Ejecutivo de la Familia Vicentina hemos decidido aprovechar de este significativo momento vivido por la Familia Vicentina y proponer que, en la Fiesta de San Vicente de Paúl de este año, se celebre y se haga una reflexión en torno al significado de las diferentes celebraciones y proyectos especialmente a nivel local, realizados durante el Año Jubilar. En otras palabras, que podamos asimilar de una forma muy positiva toda la riqueza de las reflexiones, celebraciones y trabajos realizados en torno al jubileo del 350 aniversario.

Así, proponemos el siguiente tema para el Día de oración para la fiesta de San Vicente de Paúl (2011): “Cosechar los frutos del Jubileo”. Que las diferentes asociaciones compartan  los frutos  de su reflexión y, en el  día que celebramos la fiesta de San Vicente de Paúl, se pueda ofrecer en la Celebración Eucarística de este día el  fruto de esta  reflexión y expresar de alguna forma u otra los compromisos adquiridos. El objetivo es celebrar y profundizar el significado de los frutos del Jubileo, buscando a ver cómo el Espíritu del Señor nos invita, como Familia,  a profundizar nuestras raíces desde este  carisma, y a ver cómo lograr que el desafío “Caridad – Misión” continúe y crezca siempre más entre nosotros, para el bien de los pobres.

Preferimos no mandar este año un esquema formal de como celebrar la fiesta de San Vicente, dejamos esto a la creatividad de cada uno de los Consejos Nacionales o grupos locales de la Familia Vicentina. Antes del Día de Oración, invitamos a las diferentes ramas a hacer esta reflexión a nivel local o junto a otros miembros de la Familia Vicentina en su área y hacer llegar sus reflexiones y conclusiones a nivel nacional.

Si la Familia Vicentina está organizada a este nivel, pedimos que estos Consejos Nacionales, si lo desean, envíen las síntesis de sus reflexiones a la oficina da Familia Vicentina de la Curia General de la Congregación de la Misión en Roma (famvin@cmglobal.org). Es importante mandar de antemano las reflexiones que realicen en torno a la experiencia vivida en el Jubileo, para que puedan llegar a toda la Familia Internacional.

Después del Día de Oración, también es importante que compartan las actualizaciones de la celebración del mismo día de la fiesta de San Vicente: contenidos, programas, videos, las diferentes reflexiones compartidas, las distintas formas creativas de celebración, entre otros.  De esta manera, podemos compartirlo con el resto de la Familia Vicentina, a través de los diferentes medios que tenemos a nuestra disposición, sobre todo la página Web de la Familia Vicentina.  Estoy convencido que si compartimos las diferentes maneras en que el Señor nos ha hablado a través del año jubilar y luego la profundización de esto en la fiesta de San Vicente de Paúl de este año, podemos ir unificándonos más como familia, solidificando lo que es nuestra evangelización y servicio en colaboración unos con otros en la familia.

Queridos hermanos y hermanas de la Familia Vicentina, el año de Jubileo no fue un evento que comenzó y pasó, más bien es algo que ha impactado nuestras vidas y ha dado a nosotros nueva energía de querer servir fiel y creativamente a Jesucristo hoy. Reciban todo nuestro abrazo y votos de una fecunda fiesta de San Vicente, con renovado ardor para levar adelante y de modo creativo nuestro compromiso vicentino de caridad y misión.

Su Hermano en San Vicente,

P. G. Gregory Gay, C.M.

Superior General

descargar PDF


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This