últimas noticias sobre el COVID-19

Cronica desde Dichato, Chile, 2010

por | May 13, 2010 | Familia Vicenciana | 0 comentarios

Crónica de avanzada Dichato 2010Compartimos con Uds. las crónicas que llegan desde Dichato y que dan cuenta del servicio que está prestando en esa zona devastada por el terremoto-maremoto, la Familia Vicentina:
Nuevamente por acá, por Dichato, con deseos de retomar lo que ya se ha ido construyendo desde la misión y que no es obra nuestra, sino es Dios que se quiere manifestar como lo dice el Concilio «dónde, cómo y cuándo quiere».
El último grupo que vino dio rienda suelta a su creatividad, hicieron orden y limpieza en la capilla, coronaron a la virgen, pusieron el Santísimo y una cruz que recuerda a todos los hermanos que perdieron la vida en estos trágicos sucesos. Gracias por la preocupación.
Ahora hay que empezar nuevos procesos: afianzar los grupos existentes dentro de la comunidad (tanto a nivel de la comunidad cristiana, como los que se han ido formando en los campamentos) y continuar acompañando a la gente en la reconstrucción de la esperanza.
El nuevo grupo está compuesto por Sor Oriana Díaz y Sor Silvia Velásquez; dos laicos que vienen de la Escuela de Copiapó, Angelo Maass y Soledad Díaz; el seminarista Alvaro Guerrero y el Padre Alejandro Fabres.
Las viviendas básicas (porque no son mediaguas) están casi listas y ya se han ido entregando a la gente. Algunos, con pocas ganas de irse para no perder los beneficios que tanto el Estado como los particulares siguen llevando a los lugares donde están ubicadas las carpas. Otros, con mucho entusiasmo, ya que sueñan cómo van a arreglar sus casitas, amononarlas y prepararlas para un invierno que, el pasado miércoles ya tocó nuestras puertas.
La noche fue muy mojada, con lluvia fuerte. La gran preocupación era ver como habían resistido las carpas. Con previsión, la Municipalidad había entregado nylon y carbón, así que se palió bien la situación. Gracias a Dios, nosotros nos anduvimos mojando algo, desarmando una pequeña carpa testimonial que nuestras hermanas de grupos anteriores habían instalado en la capilla, está si que no resistió. Recorrer los lugares para ver a nuestra gente escuchar sus dolores y alegrías, motivarlos a comenzar a reconstruir sus vidas. La tarea se va haciendo en conjunto, visitando, tanto los campamentos como las casas de los que aún las tienen.
Lo más reconfortante ha sido el poder comenzar a reunirnos con grupos de mujeres pertenecientes a los Talleres laborales de Dichato, que se están recomponiendo y gracias a la ayuda que Caritas Nacional está prestando, al parecer, vamos a poder comenzar, poco a poco, a regenerar esperanzas. Con Sor Isolina Aravena (Hija de la Caridad y Asistente Social), vamos descubriendo las necesidades que hay, escuchamos historias de dolor por las pérdidas, pero de esperanza en salir adelante. Lo interesante de todo esto es que nos estamos relacionando con diferentes personas, tanto católicas, como evangélicas y el mensaje se va haciendo vida en estos pequeños actos donde la confianza la ponemos en el ser humano más que en sus creencias.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This