Celebración de San Vicente de Paúl 2008, en El Salvador

por | Sep 24, 2008 | Familia Vicenciana | 0 comentarios

Venidos desde Ahuachapán, Santa Ana, pasando por Cabañas, San Salvador, Chalatenango, hasta San Miguel y Usulután, nos dimos cita en el Centro Escolar Católico Santa Catalina de la ciudad de San Salvador en el Barrio San Jacinto.

Una nueva celebración, pero con el mismo espíritu que ha reinado en la actividad anual que nos une como Familia Vicentina.

Vea las presentaciones, y fotografías que se indican al final del artículo. El pasado domingo 21 de septiembre de 2008 nos dimos cita 185 miembros de las diferentes ramas de la Familia Vicentina de El Salvador.

Venidos desde Ahuachapán, Santa Ana, pasando por Cabañas, San Salvador, Chalatenango, hasta San Miguel y Usulután, nos dimos cita en el Centro Escolar Católico Santa Catalina de la ciudad de San Salvador en el Barrio San Jacinto.

La cita puntual a las 8:00 a.m. se extendió ya que el número de personas que esperábamos era de 125, pero gracias a Dios llegaron casi las 200 personas. Al superar la expectativa nos retrasamos un poco en la inscripción, se terminó el café, el pan, pero el espíritu por el cual nos convocaba a conocer más sobre la espiritualidad cristiana-mariana-vicentina nos animaba y no vimos como obstáculo, cualquier inconveniente logístico, pero inmediatamente los hermanos y hermanas del comedor San Vicente de Paúl de las Conferencias se percataron que debían preparar más almuerzos.

A las 9:00 a.m. comenzamos la charla que fue desarrollada en tres etapas, la cual fue inspirada en el lema y los temas preparatorios para el Encuentro Centroamericano: «Ojos y corazón para los pobres, manos para transformar».

El primer tema de quince minutos sobre los ojos, comenzó con un canto y siguió con algunas reflexiones sobre las diversas miradas que damos, lo que expresan nuestros ojos y hacia donde se posa nuestra vista. El segundo tema sobre el corazón, inició con la reflexión de Mateo 13,46, sobre «Donde está tu tesoro, allí está tu corazón». Al final de la presentación Sor Ana Rosa nos habló de las cualidades de los medios para amar como San Vicente y Jesús amaron a los pobres. El último de los tres temas sobre la manos, se inició con una breve reflexión sobre las diversas posturas y usos de nuestras manos, lo que expresan y como nos ayudan para hacer el bien, finalizando con unas láminas sobre las manos de Jesús y lo que debemos hacer para usar nuestras manos en beneficio del bien común.

Al final se hizo un resumen sobre el asumir la causa de los pobres, lo que nos llevará a hacer un cambio sistémico en las comunidades. Con el fin de que el tema fuera bien comprendido se propusieron las 6 preguntas siguientes:

Ojos

1. ¿Qué papel desempeñan nuestros ojos vicentinos ante la mirada de un desposeido?

Corazón

2. ¿A qué debo renunciar para alcanzar el tesoro que Jesús y San Vicente nos ofrecen?

3. ¿Qué acciones debemos emprender para servir efectivamente a los más pobres?

Manos

4. ¿Como son mis manos?

5. ¿Que tipo de manos encontramos a nuestro alrededor? ¿En el barrio o colonia, en el trabajo, en nuestras familias, en la comunidad?

6. Cómo familia vicentina ¿Cuando vamos a mostrar nuestras manos unidas para dar respuesta a tantas pobrezas que nos rodean? Unamos nuestras manos y seamos capaces de proponer alguna acción que pudiéramos hacer realidad como FAVISAL.

Al final por medio de una rifa, se asignó a cada grupo que expresaran el resumen de su reflexión por medio de un canto, un poema, un acróstico o un dibujo en papelógrafo.

La reflexión rindió sus frutos y la Eucaristía coronó la mañana de reflexión, con homilía del Padre David Arias Guzmán C.M. Asesor nacional de la Familia Vicentina en El Salvador.

También algunas personas pudieron adquirir el libro de «30 años en Tierras Salvadoreñas» reedición del libro del Padre Augusto Comte C.M. que comenta las historias de los misioneros vicentinos en los últimos años del siglo XIX y primeros del siglo XX y algunas otras personas llevaron una copia de la nueva versión en DVD de la Película de San Vicente de Paúl.

De esta forma la Familia Vicentina celebró a su santo patrono y continua con sus celebraciones locales como la novena que se lleva a cabo en la parroquia San Jacinto, siempre con el compromiso de amar, servir y entregarse a la causa de los más pobres, vulnerables y necesitados.

Feliz día de San Vicente, recordando que el compromiso es serio.

Julio A. Castellanos, AMM

Presidente Familia Vicentina de El Salvador

Ver oración inicial

Ver presentación para tema corazón para los pobres

Ver presentación para tema Manos para transformar

Ver presentación con fotos de reunión FAVISAL del 21 de septiembre de 2008 en San Salvador.

Etiquetas: VCPSC

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This