El Viaje del Papa a Brasil

por | May 11, 2007 | Iglesia | 0 comentarios

LOS VALORES CRISTIANOS NUNCA SERAN CANCELADOS
EL PAPA RESPONDE A LAS PREGUNTAS DE LOS PERIODISTAS
VISITA AL PRESIDENTE LULA Y ENCUENTRO CON LOS JOVENES

LOS VALORES CRISTIANOS NUNCA SERAN CANCELADOS

CIUDAD DEL VATICANO, 9 MAY 2007 (VIS).-Después de aterrizar a las 16,00 (21,00 de Roma) en el aeropuerto internacional brasileño de Sao Paulo-Guarulhos, con el que dio inicio su sexto viaje apostólico fuera de Italia, Benedicto XVI fue recibido por el presidente de la República federal, Luiz Inacio Lula da Silva, acompañado por las autoridades civiles, militares y religiosas.

En el discurso de bienvenida, el Papa afirmó que su visita tenía «un objetivo que supera las fronteras nacionales: vengo a presidir en Aparecida -dijo-, la sesión de apertura de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Por una providencial manifestación de la bondad del Creador, este país deberá servir de cuna para las propuestas eclesiales que, si Dios quiere, darán un vigor renovado y un impulso misionero a este continente».

El hecho de que la mayoría de los ciudadanos de este país sean católicos, continuó el Santo Padre, «significa que deben contribuir de modo particular al servicio del bien común de la nación. La solidaridad será, sin duda, una palabra llena de contenido cuando las fuerzas vivas de la sociedad, cada una en su propio ámbito, se empeñen seriamente en construir un futuro de paz y de esperanza para todos».

«Sé que el alma de este pueblo, así como el de toda América Latina -añadió-, conserva valores radicalmente cristianos que nunca serán cancelados. Estoy seguro de que en Aparecida, durante la Conferencia General del Episcopado, esta identidad será reforzada, al promover el respeto a la vida, desde la concepción hasta su muerte natural, como exigencia propia de la naturaleza humana; hará también de la promoción de la persona humana el eje de la solidaridad, especialmente con los pobres y los desamparados».

Benedicto XVI subrayó que «la Iglesia solo desea indicar los valores morales de cada situación y formar a los ciudadanos para que puedan decidir consciente y libremente; en este sentido, no dejará de insistir en el compromiso necesario para asegurar el fortalecimiento de la familia -como célula madre de la sociedad; de la juventud -cuya formación constituye un factor decisivo para el futuro de una nación- y, finalmente, pero no por último, defendiendo y promoviendo los valores subyacentes en todos los estratos de la sociedad, especialmente de los pueblos indígenas».

Terminado el discurso, el Papa se trasladó en helicóptero al aeropuerto de «Campo de Marte» en Sao Paulo, donde fue recibido por las autoridades locales. Desde allí se dirigió en papamóvil al Monasterio de Sao Bento. Tras rezar unos minutos en la capilla, se asomó al balcón del monasterio para saludar y bendecir a las personas que le esperaban.

PV-BRASIL/LLEGADA/SAO PAULO VIS 070510 (440)

EL PAPA RESPONDE A LAS PREGUNTAS DE LOS PERIODISTAS

CIUDAD DEL VATICANO, 10 MAY 2007 (VIS).-Durante el vuelo a Brasil, el Santo Padre mantuvo ayer la tradicional rueda de prensa con los periodistas que le acompañan.

«Amo mucho América Latina», dijo el Papa, manifestando su alegría por poder viajar al «Continente de la esperanza». La finalidad de este viaje, afirmó, «es específicamente religiosa: dar la vida en Cristo y hacerse discípulos de Cristo».

A una pregunta sobre la teología de la liberación, el Santo Padre recordó que «con el cambio de la situación política también ha cambiado profundamente la situación de la teología de la liberación y es evidente que fáciles milenarismos que prometían inmediatamente condiciones concretas de una vida justa estaban equivocados. Ahora la cuestión -añadió- está en cómo la Iglesia debe estar presente en la lucha y en las reformas necesarias para garantizar condiciones justas. Precisamente sobre esto hay división entre los teólogos».

Benedicto XVI habló también del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, de San Salvador, asesinado en 1980 mientras celebraba misa. Tras asegurar que es «un gran testigo de la fe», manifestó la convicción de que «merece la beatificación, aunque «su figura hay que liberarla de aquellas deformaciones ideológicas de quienes han tratado de apropiarse de ella por motivos políticos».

Refiriéndose al problema de la proliferación de las sectas en América Latina, el Santo Padre afirmó que «es una señal de que las personas tienen sed de Dios. La Iglesia debe responder a estas exigencias con un plan muy concreto, sabedora de que además de anunciar el mensaje cristiano es menester ayudar a las personas a encontrar condiciones de vida más justas».

En respuesta a una pregunta sobre los parlamentarios que en México han apoyado una ley a favor del aborto, el Papa subrayó la «necesidad de que los políticos cristianos sean coherentes con sus principios» y subrayó que la Iglesia «anuncia el evangelio de la vida: la vida es un don y no una amenaza».

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, S.I., precisó que «los obispos mexicanos no han declarado la excomunión a esos políticos, y el Papa tampoco lo ha hecho. La acción legislativa a favor del aborto -precisó Lombardi- no es compatible con la participación en la Eucaristía». Entonces, le preguntaron, ¿están excomulgados? «No -respondió el director de la Oficina de Prensa-: se autoexcluyen de la comunión».

En su respuesta a los periodistas, Benedicto XVI había dicho que esta excomunión «no es arbitraria, está prevista por el Código de Derecho Canónico. La muerte de un inocente, de un nonato, es inconcebible -añadió-. No es algo arbitrario y la Iglesia expresa aprecio por la vida y por el carácter individual de la vida desde el primer momento de la concepción».

PV-BRASIL/RUEDA PRENSA/… VIS 070510 (480)

VISITA AL PRESIDENTE LULA Y ENCUENTRO CON LOS JOVENES

CIUDAD DEL VATICANO, 10 MAY 2007 (VIS).-El Santo Padre comenzó la segunda

jornada de su viaje apostólico a Brasil con la celebración de la Santa Misa en privado en la Capilla del Monasterio de Sao Bento de Sao Paulo.

A las 10,30 (15,30 de Roma), el Papa efectuará una visita de cortesía al presidente de la República, Luiz Inacio Lula da Silva, en el palacio dos Bandeirantes, residencia del Gobernador del Estado de Sao Paulo. El nombre del palacio se debe a los grupos de exploradores llegados en los siglos XVII y XVIII, llamados «Bandeirantes», que entre las forestas y los nuevos territorios de América Latina buscaban oro y diamantes.

De regreso al Monasterio de Sao Bento, a media mañana se reunirá con los representantes de otras confesiones cristianas y de otras religiones presentes en Brasil.

Benedicto XVI almorzará con el presidente, el vice presidente y el secretario general de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, respectivamente los arzobispos Geraldo Lyrio Rocha, de Mariana; Luiz Soares Vieira, de Manaus y el obispo Dimas Lara Barbosa, auxiliar de São Sebastião do Rio de Janeiro, y con los miembros de su séquito.

Por la tarde, el Papa se encontrará con miles de jóvenes en el Estadio Municipal de Pacaembu «Paulo Machado de Carvalho». Posteriormente regresará al Monasterio de Sao Bento para cenar y pasar la noche.

>
PV-BRASIL/…/SAO PAULO VIS 070510 (230)

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This