Estad preparados a proclamar y testimoniar que Dios es Amor,

por | Feb 5, 2007 | Iglesia | 0 comentarios

VATICANO – «En la contemplación y en la actividad, en la soledad y en la fraternidad, en el servicio a los pobres y a los últimos, en el acompañamiento personal y en los modernos areópagos, estad preparados a proclamar y testimoniar que Dios es Amor, que dulce es amarlo»: el Papa Benedicto XVI a los religiosos y religiosas en la XI Jornada de la Vida Consagrada
Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – «La fiesta que hoy celebramos nos recuerda que vuestro testimonio evangélico, para que sea realmente eficaz, debe manar de una respuesta sin reservas a la iniciativa de Dios que os ha consagrado a si con un especial acto de amor»: ha recordado el Santo Padre Benedicto XVI a los religiosos y religiosas reunidos en la Basílica Vaticana la tarde del 2 de febrero, para celebrar la XI Jornada de la Vida Consagrada en la fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo.

Después de la Concelebración Eucarística presidida por el Card. Franc Rodé, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de vida Apostólica, el Santo Padre Benedicto XVI ha bajado a Basílica para encontrarse con los religiosos y religiosas.

En su discurso el Papa ha evidenciado como en este nuestro tiempo está difundido, sobre todo entre los jóvenes, la necesidad de encontrar a Dios. «Los que son elegidos por Dios para la vida consagrada – ha dicho Benedicto XVI – hacen propio de modo definitivo este anhelo espiritual. En ellos tan sólo hay un anhelo: el del Reino de Dios: qué Dios reine en nuestras voluntades, en nuestros corazones, en el mundo. En ellos arde una única sed de amor, que sólo lo eterno puede satisfacer. Con su ejemplo proclaman a un mundo con frecuencia desorientado, pero que en realidad busca cada vez más un sentido, que Dios es el Señor de la existencia, que ‘su gracia vale más que la vida’”. Eligiendo la obediencia, la pobreza y la castidad por el Reino de los cielos, enseñan que todo apego y amor a las cosas y a las personas es incapaz de saciar definitivamente el corazón».

A continuación el Santo Padre ha recordado que «la vida consagrada constituye una respuesta a Dios total y definitiva, incondicional y apasionada» y ha invitado a dar gracias al Señor «porque muchos religiosos y religiosas, muchas personas consagradas, continúan ofreciendo en todos los rincones de la tierra, un supremo y fiel testimonio de amor a Dios y a los hermanos, testimonio que no raramente se tiñe con la sangre del martirio».

La vida consagrada es un don divino, es el Señor el primero en llevarla a buen fin según sus proyectos: «esta certeza debe ser para vosotros un consuelo – ha exhortado el Santo Padre -, preservándoos de la tentación del desaliento ante las inevitables dificultades de la vida y los múltiples desafíos de la época moderna.

Efectivamente, en los tiempos difíciles que estamos viviendo no pocos Institutos pueden percibir una sensación de extravío por las debilidades que encuentran en su interior y por los muchos obstáculos que encuentran para llevar a cabo su misión.

Ese Niño Jesús, que es presentado hoy en el Templo, continua estando vivo entre nosotros y de modo invisible nos sustenta para que cooperamos fielmente con Él en la obra de la salvación y no nos abandona”.

Volviendo a recordar por último, la liturgia del día, marcada por el símbolo de la luz que indica a Cristo, verdadera luz del mundo, el Papa ha exhortado a los religiosos y religiosas: «arded con esta llama y hacedla resplandecer con vuestra vida, para que por todas partes brille, un fragmento del fulgor que irradia Jesús, resplandor de verdad…

En la contemplación y en la actividad, en la soledad y en la fraternidad, en el servicio a los pobres y a los últimos, en el acompañamiento personal y en los modernos areópagos, estad preparados para proclamar y testimoniar que Dios es Amor y qué dulce es amarlo.

Maria, la Tota pulchra, os enseña a transmitir a los hombres y a las mujeres de hoy este atractivo divino, que debe transparentarse en vuestras palabras y vuestras acciones».

(S.L) (Agencia Fides 3/2/2007; Líneas: 46 palabras: 693)

Texto completo del discurso del Santo Padre,en italiano

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This
FAMVIN

GRATIS
VER