últimas noticias sobre el COVID-19

El amor nunca dejará de ser (1 Cor. 13, 8)

por | Jun 23, 2006 | Publicaciones | 0 comentarios

Sagrado Corazón de Jesús//Domingo XII del Tiempo Ordinario, Año B

El amor nunca dejará de ser (1 Cor. 13, 8)

Te tomaron por loco tus parientes.
¿Fue por el reto audaz que expusiste
ante líderes fuertes y potentes?
¡Valiente fuiste, sin temor a muerte!

¿Cobardía no enseñabas empero,
tú que de acuerdo jamás estabas
con la Ley del Talión de ojo por ojo,
y más bien la otra mejilla pondrías?

Pareció también que el valor se te iba
ya que en tu agonía sudaste sangre,
aunque, cierto, no te importaba nada
que antes querían apedrearte.

Con enojo a hipócritas miraste,
triste por sus corazones muy duros,
compasión tuviste por otra parte
del hombre de mano seca en apuros.

A sufridos proclamaste dichosos.
Grande –dijiste– es quien a otros sirve
y su vida da en rescate de ellos,
por cierto imitando al Hijo del hombre.

¿Enseñanza traidora no es acaso,
ésa de dejar que entierren los muertos
a sus muertos, o aquélla sobre el odio
a sí mismo y a familiares todos?

Denunciaste a escribas y fariseos,
Su uso del corbán pusiste en duda.
Pero en fin, perdón pediste por ellos
— su culpa, de ella no se daban cuenta.

Por amigos lloraste y por ellos te alegraste;
siempre a los tuyos habías amado,
y seguiste amándolos fielmente
a éstos, tan decepcionantes luego.

Me parece claro, oh Señor mío,
hombre verdadero te has mostrado,
sometido a todo, aunque no al pecado,
de cuyo amor me atrevo a decir esto:

«Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde, animoso.»

«No hallar, fuera del bien, centro y reposo.
Mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso.»

«Huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor suave,
olvidar el provecho, amar el daño.»

«Creer que un cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.»

El escrito este de Lope de Vega
esta cosa ciertamente me aclara:
tu amor, oh Cristo, que nos apremia
hácenos también nueva criatura.

Insondable que es este amor tuyo,
Grandes y muchas me esperan sorpresas.
Pero al fin y al cabo, de todo siempre se hace cargo
tu gran amor, hayan o no tormentas.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This