XXV Aniversario del Martirio de Monseñor Romero

por | Abr 19, 2005 | Iglesia | 0 comentarios

El 24 de marzo de 1980, un día después de haber pedido a las fuerzas armadas de El Salvador, que ante la orden de matar pensarán primero en la orden de Dios que dice: “No Matarás”, fue asesinado en el Hospital de la Divida Providencia el arzobispo de San Salvador, Monseñor Óscar Arnulfo Romero Galdámez.

Ver album de fotografías

El pasado jueves Santo 24 de marzo de 2005 por la mañana se llevó a cabo una caminata desde el lugar del asesinato hasta la Catedral de San Salvador, teniendo un momento de reflexión en el Monumento al Salvador del Mundo, ícono representativo de este pequeño país centroamericano y en donde se ha colocado una estatua en honor al mártir-pastor de ésta iglesia local. En este lugar se llevó a cabo un acto con cantos y ofrendas florales dedicadas a quien el pueblo le ha designado el título de “San Romero de América”, aunque todavía está comenzando su proceso de beatificación.

A las 10 a.m. se continuó la marcha hasta el Parque Cuscatlán en donde se encuentra el monumento a cientos de personas desaparecidas en el conflicto armado de la década de los ochenta, en donde perecieron más de cien mil personas en un territorio de veinte mil kilómetros cuadrados. En este lugar donde se encuentran cientos de nombres y a donde acuden a llorar los familiares que nunca encontraron los cuerpos de sus seres queridos, se realizó un acto ecuménico. Lo interesante fue constatar que tanto anglicanos, adventistas, luteranos y de otras denominaciones cristianas y no cristianas, comparten con el pueblo católico la admiración al mensaje de reconciliación y de denuncia de las injusticias, que en su momento fue claro por parte de Monseñor Romero en El Salvador al final de la década de los 70.

Al medio día la caminata llegó a la Catedral de San Salvador y la cripta donde reposan los restos de Monseñor Romero fue insuficiente para albergar a la cantidad de personas, tanto salvadoreñas, centroamericanas y de muchas partes del mundo que se hicieron presentes para rendir homenaje a una figura que defendió a los más Pobres que fueron, al final de cuentas, quienes aportaron los muertos en 12 años de Guerra Civil.

El que la Semana Mayor coincidiera con el Aniversario del Martirio, motivó a la Iglesia Católica salvadoreña a rendir su homenaje hasta el sábado 2 de abril, en donde se tenía planificado un anuncio especial por parte del postulador de la beatificación, ya que luego de una revisión detallada de las homilías y mensajes de Monseñor Romero por parte de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, se dio el veredicto que todas sus enseñanzas están en sintonía con la Doctrina Católica y que sus denuncias proféticas siempre fueron en defensa de los más pobres y nunca motivado por favorecer a un determinado partido político.

Así, en medio de la agonía del Santo Padre se llevó a cabo una misa especial que fue dirigida por el Cardenal Monseñor Rodolfo Quezada Toruño, Arzobispo Primado de la Arquidiócesis de Guatemala, quién pronunció una emotiva homilía en el que destacó el mensaje profético de servicio, de anuncio de la Buena Nueva y la denuncia de las injusticias por parte de Monseñor Oscar Romero.

Por la tarde estaba prevista la Eucaristía presidida por el Cardenal de la Arquidiócesis de Tegucigalpa Monseñor Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga; pero tuvo que viajar a Roma la tarde del viernes primero de abril en medio de la Agonía del Papa Juan Pablo II.

A las 1:57 p.m. hora Centroamericana, se nos informó que Juan Pablo II había muerto, por lo que con tristeza repicaron las campanas de la Catedral de San Salvador; sin embargo la misa de Memoria a Monseñor Romero se llevó a cabo como se tenía prevista a las 5:00 p.m. con una participación multitudinaria, entre las que nos encontrábamos miembros de las diversas ramas de la Familia Vicentina.

Luego se realizó una caminata a la Catedral de San Salvador en donde se culminó con una Vigilia con la participación de diversos grupos musicales y representaciones teatrales.

El XXV Aniversario del Martirio de Monseñor Romero tuvo algunas notas especiales; pero lo más importante es que sigamos las huellas del Pastor que sigue resucitando en el Pueblo Salvadoreño.

Ver album de fotografías

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This