Encuentro de la Familia Vicentina en El Salvador

por | Sep 21, 2004 | Familia Vicenciana | 0 comentarios

Más de 150 miembros de la Familia Vicentina de el Salvador, inauguraron el Año Vicentino por la Juventud, en la jornada de oración y compromiso de acción, del domingo 19 de septiembre en el Salón del Centro Escolar Católico Santa Catalina Laboure.

Más de 150 miembros de la Familia Vicentina de el Salvador, proclamaron la inauguración del Año Vicentino por la Juventud, en la jornada de oración y compromiso de acción, que se llevó a cabo el pasado domingo 19 de septiembre en el Salón del Centro Escolar Católico Santa Catalina Laboure, contiguo a las sedes históricas de las Hijas de la Caridad y los Padres Paulinos en el Barrio San Jacinto, San Salvador, El Salvador, Centro América.

Los grupos de AIC de San Salvador, Santa Tecla, Sensuntepeque, las Hijas de María del oriental departamento de San Miguel, las Juventudes Marianas Vicentinas y las Hijas de la Caridad de Ahuachapán, Sonsonate, Santa Ana, Tepecoyo La Libertad, San Miguel y San Salvador, los estudiantes de filosofía y teología de la Congregación de la Misión y los grupos de Conferencias de San Vicente, Asociación Medalla Milagrosa, Escuela de Teología de la Parroquia de San Jacinto, San Salvador, se hicieron presentes para proclamar el inicio del año dedicado a la juventud.

El encuentro comenzó con un la alegría de volver a vernos y con saludos fraternos entre los distintos miembros de la familia vicentina, disfrutando de un delicioso café con pan dulce, al momento de la inscripción. Se continuó con la Eucaristía que fue presidida por el misionero vicentino Luis Antonio González C.M. que como coordinador del Consejo Nacional de la Familia Vicentina hizo un llamado constante a la unidad del carisma por los pobres en las diferentes manifestaciones de cada grupo, uniendo este pensamiento con las palabras del evangelio que proponía el administrar y ser fiel en lo poco que el Señor nos ha encomendado.

En el momento del evangelio se presentó el libro de los Evangelios acompañada de diferentes objetos como la luz, instrumentos de trabajo y comidas tradicionales, en alusión de la Palabra de Dios que nos guía, es nuestro instrumento para el trabajo evangelizador y es nuestra fuente de fortaleza para llevar a cabo la obra que el Señor nos ha encargado.

En el ofertorio, junto con el Pan y el Vino se presentó un árbol con los diferentes nombres de los grupos que conforman la familia vicentina y que ofrecen a Dios la diversidad y la unidad.

Al terminar la eucaristía cada uno de los representantes elegidos semanas previas en sus respectivos grupos, contestaron a la pregunta: ¿Qué ofrece su grupo a los jóvenes salvadoreños? Las respuestas fueron variadas, pero todos coincidían en que están dispuestos a abrir sus puertas para que sangre joven ingrese a formar parte del servicio a los más necesitados. Destacada fue la participación de las Conferencias de San Vicente y de las Juventudes Marianas Vicentinas en donde fueron jóvenes que comentaron sus experiencias en los grupos. Las Hijas de la Caridad y los Padres Paulinos presentaron un panorama sobre su presencia en El Salvador e hicieron un llamado a las vocaciones a la vida consagrada. Al finalizar todos de las manos rezamos al unísono un “Dios te salve María”, solicitando a la Virgen su acompañamiento en la tarea de evangelización a los jóvenes.

Al terminar la oración, una señorita del grupo JMV de Ahuachapán cantó el Himno de la Juventud, inmediatamente después el grupo de teatro de San Jacinto presentó una obra musical sobre los problemas de los jóvenes y a partir de la obra se hicieron grupos para contestar una serie de preguntas que motivaban a hablar sobre los problemas juveniles y los medios de comunicación, la televisión, la familia, las amistades, las drogas, las maras (pandillas juveniles), el papel de la familia, la iglesia, la escuela, las instituciones de promoción cultural y deportiva. Por último la exhortación al papel que debe de brindar la Familia Vicentina para ofrecer en nuestros grupos un espacio de desarrollo integral para la juventud.

El compromiso de hacer las jornadas de afiliación de jóvenes y el encuentro juvenil a fin de año son algunas de las tareas que nos han quedado pendientes de septiembre a diciembre, aprovechando que el período de vacaciones de los estudiantes en el plan regular en El Salvador es en los meses de noviembre y diciembre.

Terminó el encuentro con la evaluación y con el disfrute de un suculento almuerzo, en un ambiente de vivencia fraternal.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This