Buscando las Raíces

por | Oct 18, 2003 | Congregación de la Misión | 0 comentarios

Sor Rosa Mendoza nos describe un saludable paseo por Barcelona, buscando las raíces de la primera presencia vicenciana en EspañaBuscar raíces es un ejercicio muy sano. Las ramas, flores y frutos, con ser buenos, no son siempre lo mejor. Es cierto que ir hasta el fondo para ver la fuente nutritiva del árbol, comporta un agacharse y escarbar. Escarbar, sí, porque algunas raíces se esclerotizan cerca de la superficie… ; su vitalidad está en las puntas que luchan por adentrarse en tierra para seguir dando vida.

Algo así intuyó el Concilio Vaticano II cuando urgía a las Congregaciones Religiosas a ahondar en los principios carismáticos de los Fundadores. La Iglesia y las familias religiosas necesitan dar la mejor cara, la que nace, no de cosméticas pasajeras y sí de las esencias evangélicas.

Las celebraciones centenarias pueden sernos muy útiles para adentrarnos y ver; para agacharnos y descubrir las puntas vitales de lo que fuimos; para gozar con los frutos y proyectar nuevos brotes. Con este horizonte aparentemente utópico, un puñado de Hijos e Hijas de Vicente de Paúl, hacía el camino de retorno hacia la Calle dels Tallers el 27 de Setiemnre del 2003. Sólo un gesto, si se quiere… pero es lo que necesitamos los mortales para entender, desde lo humano, los conceptos que trascienden.

Ese espacio urbano, hoy Plaza de Castilla, fue el primer hogar de los Misioneros Paúles en España. Quedan las fotografías y algunas piedras de lo que fue el centro espiritual de esa calle Tallers, 77. La iglesia de San Pere Nolasc parece querer resumirlo todo: vida espiritual, fecundidad vocacional y punto de partida para otras fundaciones. Con una plegaria de acción de gracias y refrescando la memoria de los hechos históricos más significativos, dábamos comienzo al tercer centenario de la llegada de los Paúles a España, entrando por Barcelona. También a esta ciudad llegarían, 86 años más tarde, las primeras Hijas de la Caridad con la valiosa ayuda de los Misioneros.

Es bueno celebrar las obras de Dios. Y con mucho gusto felicitamos a los Misioneros que, siguiendo los pasos de Senjust, Vicente Ferrer y otros, quisieran mantener viva la planta que ellos regaron, tal vez podaron y que creció y dio frutos.

Rosa Mendoza, HC.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This