últimas noticias sobre el COVID-19

Estatutos Generales de la AMM

por | Ago 24, 2003 | Asociación de la Medalla Milagrosa | 0 comentarios

Decreto de aprobación y Estatuos de la AMM, aprobados por la Santa Sede en 1998

Print

Clean

0

0

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */

table.MsoNormalTable

{mso-style-name:»Tabla normal»;

mso-tstyle-rowband-size:0;

mso-tstyle-colband-size:0;

mso-style-noshow:yes;

mso-style-parent:»»;

mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;

mso-para-margin:0cm;

mso-para-margin-bottom:.0001pt;

mso-pagination:widow-orphan;

font-size:10.0pt;

font-family:»Times New Roman»;}

                        CONCREGATIO

PRO INSTITUTIS VITAE CONSECRATAE

ET SOCIETATIBUS VITAE APOSTOLICAE

 

 

Prot. n. P. 53-1/98

 

 

 

D E C R E T O

 

 

            El Superior General de la Congregación de la

Misión suplica a la Sede Apostólica la aprobación de los nuevos Estatutos de la

Asociación de la Inmaculada Concepción de la Sagrada Medalla, cuyo fin y

primeros Estatutos fueron aprobados y confirmados por Su Santidad Pío X el 8 de

Julio de 1909.

 

            La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y

Sociedades de Vida Apostólica, habiendo examinado atentamente el asunto, por

este Decreto, aprueba y confirma los

nuevos Estatutos mencionados más arriba, que corresponden al texto conservado

en estos archivos.

 

            Sin que obste nada en contra.

 

            Vaticano, 19 de Febrero de 1998.

 

 

 

 

                                                                                    Eduardo

Cardinal Martínez Somalo

                                                                                                            Prefecto 

 

 

 

 

Piergiorgio Silvano

Nesti, C.P.

            Secretario

Asociación de la Inmaculada Concepción de la Sagrada Medalla

 

 

(Asociación de la Medalla Milagrosa)

 

 

Santísimo Padre:

 

            Robert P. Maloney,

Superior General de la Congregación de la Misión y de la Compañía de las Hijas

de la Caridad humildemente expone lo siguiente:

 

            La piadosa Asociación de la Inmaculada Concepción de la

Sagrada Medalla, popularmente conocida como la Asociación de la Medalla Milagrosa, cuyo fin y estatutos fueron

aprobados y confirmados por Su Santidad Pío X el 8 de Julio de 1909 (y más

tarde revisados y aprobados por la Congregación de Institutos de Vida

Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica el 8 de Septiembre de 1990), ha sido

establecida en muchas Diócesis. El fin y Estatutos de ésta Asociación, que se

envían  para su aprobación, son los

siguientes:

 

 

Artículo 1.       Origen de la

Devoción

 

La Asociación de la Inmaculada

Concepción de la Sagrada Medalla es un vivo y perenne memorial de la aparición

de la Inmaculada Virgen María en 1830, cuya fiesta se celebra anualmente el 27

de Noviembre. En esta aparición, la Virgen mostró un ejemplar de la medalla,

que se extendió rápidamente por todo el orbe de la tierra. Fue llamada por el

pueblo "milagrosa" debido a los muchos favores extraordinarios que

Dios concedía por medio de esta medalla.

 

 

Artículo 2.       Fin de la Asociación

 

Esta Asociación tiene como

fin  venerar a María concebida sin

pecado; y la santificación de sus miembros, la formación integral en la vida

cristiana y el apostolado de la caridad especialmente con los más abandonados.

La Sagrada Medalla de María, tanto por los símbolos que presenta como por la

virtud de que está dotada, ofrece un modelo y ayuda para estos fines.

 

 

Artículo 3.       Liderazgo

 

§1.       Director General

 

Esta Asociación se rige por la

autoridad de un Director General, el Superior General de la Congregación de la

Misión y de la Compañía de las Hijas de la Caridad  (AAS, I [1909], 669- 671).

 

 

 

§2.       Director Nacional o

Presidente

 

El Director General nombra un

Director Nacional o Presidente para un territorio determinado.

 

§3.       Asesor Diocesano

 

El Obispo diocesano, a

propuesta del Director Nacional, nombra un Asesor Diocesano para animar la

Asociación en su iglesia particular y trabaja bajo la autoridad del Director

Nacional.

 

 

Artículo 4.       Socios

 

§1.       Miembros en general

 

Todos los fieles pueden

pertenecer a esta Asociación y participar de sus privilegios. Son miembros las

personas que llevan la Sagrada Medalla bendecida por un sacerdote. Conviene que

lleven la Medalla pendiente del cuello. Es laudable que reciban la medalla

bendecida por un sacerdote, y que sea impuesta por un sacerdote o por un laico

delegado para ello, de acuerdo con el rito que ha sido aprobado por la Congregación

para el Culto Divino. No obstante, este rito, con la imposición de la Medalla,

no es necesario para que una persona sea miembro de la Asociación.

 

§2.       Miembros especiales

 

Miembros especiales son quienes

han sido inscritos en los registros de la Asociación. El criterio para ser

miembros está señalado en los estatutos de la Asociación.

 

 

Artículo 5.       Estatutos

Particulares

 

Los Estatutos de la Asociación

son propuestos por el Director Nacional y aprobados por el Director General.

 

 

Artículo 6.       Indulgencias

 

Los miembros de la Asociación

de la Inmaculada Concepción de la Sagrada Medalla gozan de las indulgencias

concedidas a perpetuidad por el rescripto de la Penitenciaría Apostólica dado

el 27 de Octubre de 1995.

 

1.     

en el día de la imposición,

2.     

en el día de la fiesta de Nuestra Señora de la

Medalla Milagrosa,

3.     

en la fiesta de María Reina,

4.     

en la fiesta de Santa Catalina Labouré,

5.     

en la fiesta de San Vicente de Paúl, y

6.     

en el aniversario de la erección de la Asociación.

 

 

 

 

Artículo 7.       Fiesta Litúrgica

 

La Fiesta principal de la

Asociación se celebra el 27 de Noviembre, en el que se recuerda la aparición de

la Inmaculada Virgen María de la Sagrada Medalla.

 

 

Artículo 8.       Exhortación Final

 

Los miembros, conscientes de

que María, "asunta a los cielos ,

… no abandonó su misión salvadora, sino que con su múltiple intercesión

continúa procurándonos los dones de la salvación eterna" (Lumen Gentium, 62),  procuran repetir con frecuencia las palabras

que aparecen en la medalla, "Oh María, sin

pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti". Sin embargo,

deben recordar que "la verdadera

devoción no consiste ni en un sentimiento pasajero y sin frutos ni en una

credulidad vacía.  Al contrario, procede

de la fe, que nos lleva a reconocer la grandeza de la Madre de Dios y nos anima

a amar como hijos a nuestra Madre y a imitar sus virtudes" (Lumen Gentium,

67).

 

Con respetuosa sumisión,

 

 

 

Robert P. Maloney, C.M.

Superior

General de

la

Congregación de la Misión y de

 la Compañía de la Hijas de la Caridad

 

 

 

11 de Febrero de 1998

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This