Jesús, por haberle asegurado al leproso su regreso a la comunidad, “ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo”. Así que se quedaba fuera, en descampado.

Lea la reflexión completa de Rosalino.

Pin It on Pinterest

Share This