Mientras nos enfrenta también un desafío sobrecogedor, que en parte tiene que ver con la paz y la guerra, quizás nuestra oración debe ser la oración sálmica para el Salmo 55, en la Liturgia de las Horas:

Lea la reflexión completa de Rosalino

Pin It on Pinterest

Share This