Diferencia entre revisiones de «Portada»

(Se retira la felicitación pascual)
(Se retira la felicitación de Pascua)
 
(No se muestran 6 ediciones intermedias realizadas por 3 usuarios)
(Sin diferencias)

Última revisión de 10:45 26 mayo 2010

Introducción - ¿Cómo buscar, editar o crear un artículo - Índice alfabético de artículos

Artículo destacado

editar
Vincente de Paúl

Vicente de Paúl (Pouy, Landas, abril de 1581? - París, 27 de septiembre de 1660).

De familia campesina modesta, es el tercero de seis hermanos. Estudia en Dax, Zaragoza y Toulouse donde termina sus estudios de Filosofía y Teología.

En 1600 es ordenado sacerdote.

En 1613 entra en la importante casa de los Señores de Gondi como preceptor de los niños y posteriormente director espiritual de la señora. Las condiciones de vida materiales y espirituales de la población campesina y del clero que la atiende y su propia evolución espiritual, llevan a Vicente a dedicar el resto de su vida a la evangelización y redención espiritual y material de los pobres y a la formación de los sacerdotes.

Funda las Cofradías de la Caridad, en 1617, la Congregación de la Misión, en 1625, y la Compañía de las Hijas de la Caridad, en 1633 con Luisa de Marillac.

En 1737 es canonizado por el papa Clemente XII y en 1885 el papa León XIII lo proclama Patrono universal de todas las obras de Caridad.

Leer más

Efemérides del 19 de abril de 2014

actualizar día - ver otro día - editar

1617. En Lyón, en la casa del Oratorio, el párroco de Châtillon, Juan Lourdelot, renuncia a su parroquia. Vicente de Paúl sera nombrado el 29 de julio siguiente.

1650. Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre lo que deben hacer cuando tengan alguna dificultad, espiritual o temporal, por ejemplo sobre las reglas, y se encuentren fuera de la Casa, particularmente en el campo o en lugares muy alejados. Vicente pregunta a distintas hermanas qué creen que deben hacer si se encuentran en esa situación y comenta las respuestas que dan. Una hermana apunta que, puesto que no están solas, pueden comentárselo a otra hermana y Vicente dice que en algunos casos puede ser conveniente, pero no en los casos en que podríamos inquietarla, y aconseja recurrir al confesor señalado por los superiores. Dice que, si esto no basta, hay que creer que Dios lo permite de esa manera, adorar su proceder, practicar la paciencia y trabajar por conservar la tranquilidad de espíritu en medio de la inquietud o de la tentación. Una hermana dice que no ha experimentado mejor medio que ponerse a los pies del crucifijo y contar su pena a nuestro Señor, con confianza y sumisión, resignándose a su santa voluntad y Vicente aprueba este proceder diciendo que no encontrarán ninguno más eficaz. Otra hermana indica que se puede pedir permiso para escribir a los superiores. Vicente explica que, a diferencia de lo que ocurre con las demás cartas, tanto las enviadas como las recibidas, que son leídas por la hermana sirviente para decidir si se entregan o se retienen, las dirigidas a los superiores no requieren que se pida permiso a dicha hermana para escribirlas y no son leídas por ella, como tampoco la respuesta de los superiores, sino que debe entregarla a la destinataria en sobre cerrado. Tras esto Vicente se ausenta por un asunto urgente y continúa la conferencia el P. Antonio Portail. Ante la respuesta de una hermana, que dice que hay que saber qué hacer para evitar ponerse en peligro de perder la vocación, el P. Portail afirma que la mayor parte de las que abandonan su vocación se condenan si Dios no lo evita con una misericordia completamente extraordinaria. Más adelante señala que, en los diez o doce años que ha servido a la Compañía, la mayoría de las hermanas que se han salido lo han hecho por no haberse comunicado en sus penas. Una hermana pregunta si no sería conveniente ante todo, cuando sentimos alguna pena, empezar por la sagrada comunión, antes de buscar remedio en otra parte y el P. Portail le dice que tiene razón.

1879. El visitador de Argelia, P. José Girard, muere a los ochenta y ocho años, al poco de sufrir un ataque cuando se encontraba en Constantina, ciudad argelina a la que había venido desde Argel para impulsar la instalación de los misioneros que el nuevo obispo y antiguo alumno suyo, Mons. Próspero Augusto Dusserre, solicitaba. El P. Girard nació en 1791 en la diócesis de Clermont-Ferrand, en la que inició sus funciones sacerdotales. Su vocación vicenciana se despertó con ocasión del traslado de las Reliquias de san Vicente de Paúl, en las que participó como miembro del clero secular. Su nombre quedará unido para siempre a la historia de la Iglesia en África, pues en la época en que la misma, superando mil dificultades, volvía a instalarse en el norte de este continente, el P. Girard, que había llegado a Argel con cincuenta y dos años, fue el fundador y, durante treinta y cuatro años, el superior del Seminario de Kouba, consejero muy escuchado por los obispos de Argel y, antes de la llegada del Cardenal Carlos Marcial Allemand-Lavigerie, vicario capitular de la archidiócesis. Cuando no se le llamaba "el buen Padre Girard" se le designaba con el título de "Padre Eterno".

Archivo de efemérides

Imagen destacada

editar

Carta de Vicente de Paúl al P. Get (1658)

Carta de Vicente de Paúl al P. Get, superior de Marsella. El manuscrito se conserva en la colección Talbot de la biblioteca de la Universidad de Georgetown.

Un documento muy similar es compilado por Pierre Coste con el nº 2687, a partir de una copia del archivo de la Misión sacada del original en casa del señor Hains, de Marsella. El texto de Coste es:

"De Paris, ce 18 d’octobre 1658.

Je prie M. Get, supérieur des prêtres de la Mission de Marseille, de s’employer en faveur de M. Jacques Gaultier, marchand de la même ville, vers M. le lieutenant de l’amirauté dudit Marseille en ce qu’il demandera de lui et généralement en tout ce qu’il désirera, en considération de la recommandation que m’en a faite un de mes amis.

Il prendra la peine aussi d’écrire, s’il lui plaît, à M. Le Vacher, de Tunis, de servir en ce qu’il pourra le sieur de Beaulieu, marchand, résidant audit Tunis.

Je suis cependant, en l’amour de N.-S.,

son très humble serviteur.

VINCENT DEPAUL,

i. p. d. l. M."

Que puede traducirse por:

"París, 18 octubre 1658

Ruego al P. Get, superior de los sacerdotes de la Misión de Marsella, que interceda en favor del señor Santiago Gaultier, comerciante de dicha ciudad, ante el Sr. lugarteniente general del almirantazgo de Marsella en lo que solicite de él y en general en todo lo que desee, en consideración a la recomendación que me ha hecho de él uno de mis amigos.

Se tomará la molestia, también, de escribir, por favor, al P. Le Vacher, de Túnez, para que atienda en lo que pueda al Sr. de Beaulieu, comerciante, con residencia en el citado Túnez.

Soy entretanto, en el amor de N.S.,

su muy humilde servidor,

VICENTE DEPAUL

indigno sacerdote de la Misión"

Archivo de imágenes destacadas