Secciones

Vocación • Un video del P. Tomaz Mavrič

En una nueva serie de tres videos, el P. Tomaz Mavrič, C.M., nos invita a continuar profundizando en el significado del carisma vicenciano, del que celebramos su 400 aniversario durante este año 2017.

El primero de esta nueva serie, “Globalización de la caridad” ya fue publicado hace unos días. Presentamos ahora el segundo.

Recordemos que, en la primera serie de videos publicada en el mes de enero, el P. Mavrič nos invitaba a mirar desde la fe y la caridad tres objetos que pertenecieron a Vicente de Paúl: su sombrero, su capa y sus sandalias.

En este nuevo video, el P. Tomaz Mavrič CM nos invita a reflexionar sobre la vocación. En los inicios, hace 400 años, había mucho trabajo, pero las casas eran pequeñas y pobres. La caridad estaba actuando como un imán. Como escribió el profeta Zacarías: “En aquellos días, diez hombres de todas las lenguas que hablan las naciones, tomarán a un judío por el borde de sus vestiduras y le dirán: «Queremos ir con ustedes, porque hemos oído que Dios está con ustedes». (Zc. 8,23). La caridad era la que llamaba a las vocaciones. La caridad es un amor que se enciende en nuestros corazones por la fuerza del Espíritu. Es bello ver a nuestro Padre General con nuestros cohermanos misioneros. ¿Después de años de servicio y de caridad, les decimos “viejos”? No podemos mejor llamarlos “misioneros vicencianos contentos”. Su fuego no se ha apagado.

El P. Tomaz Mavrič CM  nos dice:

Estoy convencido que, así como se acercan los 400 años de inicio del carisma de Vicente de Paúl, de su espiritualidad, nosotros tenemos la oportunidad de mirar a la juventud, que son el futuro de la Iglesia y del mundo. Si estamos totalmente convencidos de nuestro camino, entonces estaremos dispuestos a compartirlo con otros.

A la juventud, y a ti, quisiera dedicarles algunas palabras: estén abiertos al plan que Jesús tiene para ti. Cada uno de nosotros tiene su propia vocación, su propia misión en la vida. Jesus confía en cada persona y confía, a cada uno de ustedes, los jóvenes que aun están reflexionado sobre su futuro, sobre su vocación: esté abierto a que Jesús pueda estar llamándole a la vocación religiosa.

Enlaces al video en otros idiomas:

Cuestiones para el diálogo:

Después de ver este video en común, podemos dialogar con estas sugerencias:

  1. ¿Qué sentimientos afloran en mí al ver las imágenes de los ancianos misioneros?
  2. ¿Se habla en mi comunidad o grupo del acompañamiento de los jóvenes? ¿Trabajamos para integrarlos en la Familia Vicenciana?
  3. En la carta con la que el P. Mavrik presentaba el año jubilar del 400 aniversario del carisma vicenciano, nos proponía este objetivo: cada uno de nosotros, en grupo o individualmente, nos fijaremos, durante este Año Jubilar, este objetivo concreto: orar, estar atentos, buscar, animar, e invitar a un nuevo candidato a la vida consagrada para una de las Congregaciones dentro de la Familia Vicenciana o a unirse como miembro de una de sus ramas seglares. ¿Es esto poco realista? ¿Cómo podríamos hacerlo?

Presentación general de esta serie de videos

2017 es, para nosotros, el año del carisma. A diferencia de otros fundadores, San Vincente de Paúl no tuvo visiones ni recibió mensajes directos de los alto. El Espíritu Santo lo sorprendió e interpeló en dos momentos claves de su vida, revelándole dos pobrezas: el pobre pueblo del campo se muere de hambre y se condena porque no conoce las verdades necesarias para la salvación. Por lo tanto, había hambre de la Palabra de Dios y hambre de Pan… ambas con resultado de una doble muerte: la del cuerpo y la del alma. Después de los fracasos de la primera década de su vida sacerdotal (que conocemos gracias a una carta a su madre, contándole su deseo de un honroso retiro para pasar el resto de su vida con ella [cf. SVP ES I, 18]), Vicente comenzó a descubrir un nuevo sentido a su vida como resultado del su actividad caritativa a favor de los pobres. Folleville y Châtillon fueron las encrucijadas en donde Vicente encontró a Dios. A partir de esos eventos, Vicente se encontró inmerso en una misión que dio sentido y dirección a su vida… y da sentido a las nuestras, como miembros de la Familia Vicenciana.

En el inicio de nuestro Año Santo, o Año Carismático… o quizás mejor decir nuestro Año Jubilar, el P. Tomaz Mavrič, CM., Superior General, teniendo en cuenta la sugerencia de un cohermano (el P. Luiggi Mezzadri, CM), decidió continuar comunicándose con todos los miembros de la Familia Vicenciana con unos cortos vídeo-mensajes, fácilmente accesibles gracias a los medios de comunicación social. Comenzó con algunas reflexiones sobre la capa, el sombrero y las sandalias de San Vicente que, desde la Revolución Francesa, se conservan en la Casa-Misión de Turín (Italia). Y continúa con esta nueva serie de tres nuevos videos, invitándonos a profundizar en el carisma vicenciano:

  • Globalización de la caridad
  • Su llamada
  • Ir a las periferias

Inicialmente se difundirán en ocho idiomas: Español, Inglés, Francés, Portugués. Esloveno, Eslovaco, Italiano, Polaco, pero también queremos llegar con otros idiomas más locales.

Este trabajo fue confiado a Piotr Dziubak, un cineasta que ha producido importantes películas y documentales como por ejemplo: “De Gasperi-mio padre”; “Santo subito. Alle periferie del mondo con Giovanni Paolo II”; “Liszt”; “Das Fenster zur Welt – 50 Jahre Zweites Vatikanisches Konzil”.

Video gentileza de canal YouTube de CMglobal, realizado a partir de una idea del P. Luigi Mezzadri, CM, y dirigido por Piotr Dziubak.

No comments yet.

Deja un comentario