topmenu

SAN VICENTE DE PAUL, UN MODELO DE SANTIDAD

<img src="images/topics/STV.gif" align=Left

Nadie puede negar el aporte a la construcción del reino de Cristo que ha hecho a la humanidad este hombre que sin lugar a dudas es un hombre de Dios.

SAN VICENTE DE PAÚL
UN MODELO DE SANTIDAD PARA EL AYER, HOY Y SIEMPRE

Hoy celebramos los católicos del mundo la festividad de uno de los signos más grandes de que el Espíritu Santo vive en la iglesia: SAN VICENTE DE PAUL. Nadie puede negar el aporte a la construcción del reino de Cristo que ha hecho a la humanidad este hombre que sin lugar a dudas es un hombre de Dios.

Para entender el misterio de Dios en su encarnación entre nosotros por medio de Maria, el Espíritu Santo promovió el corazón de Vicente y le revelo el valor trascendental del evangelio. Del evangelio – hombre; es decir de Dios hecho palabra y vida en el hombre y particularmente en el pobre. El nos muestra que quiso rebajarse a la condición humana y compartir con nuestra historia y realidad haciéndose uno de nosotros y asemejándosenos en todo menos en el pecado como lo afirma San Pablo. Vicente conoció desde el contacto con Jesús en su palabra que el evangelio predicado por el Nazareno no es más que un estilo de vida entre los hombres hecho servicio y caridad. Si, hecho caridad. No es más que la misma caridad que Dios tuvo con los hombres en abajarse de Dios y Señor para ser servidor del hombre y vivir con el hombre la pobreza del pesebre y la miseración de la Cruz. San Vicente siente que no basta la predicación de la caridad desde su pulpito sino que es necesario sentir y compartir las miserias y angustias del “pobre pueblo”. La predicación del evangelio con la palabra para todos los bautizados no es más que el génesis del llamado a ser verdaderos cristianos. El culmen de la predicación es la acción concreta a favor de los pobres. De los pobres en toda la expresión de pobreza; no solo en la carencia material sino en la miseria del entender, del amar, del desprenderse, del perdonar, del orar, del olvidar. En una palabra en la pobreza de ser imagen y semejanza de Dios.

Hoy agradecemos a Dios este infinito regalo que nos dio. Este profeta que nos envió y que ha sido que se ha trasmitido a otros en un grito que siempre resonara en la humanidad y digo en la humanidad por que para gloria de Dios la espiritualidad de San Vicente de Paúl no es patrimonio de los Católicos ni de los Cristianos. Es patrimonio de todos los hombres. Así contemplamos nosotros a Vicente de Paúl vivido en las Conferencias de la Sociedad de San Vicente de Paúl formadas por hermanos nuestros musulmanes y judíos. Es decir Vicente de Paúl lleva el evangelio de Cristo al universo. Por ello es fácil afirmar que el modelo de Santidad universal lo encarna San Vicente de Paúl. Esa voz de CARIDAD Y MISERICORDIA la escucharon grandes hombres de fe: Santa Luisa de Marillac, el Beato Federico Ozanam el mas grande laico del cristianismo, San Contardo Ferrini, Santa Gianna Baretta, los beatos Sor Rosalía Randu y Pier Georgia Frassati y también nuestro inolvidable Juan Pablo II “yo también cuando joven fui miembro de una conferencia de San Vicente de Paúl en Polonia” nos lo dijo el 22 de Agosto de 1997 en Paris en la homilía de Beatificación de Federico Ozanam. Es por esto fácil concluir que tenemos en la humildad de Jesús la dicha de estar animados por el espíritu de Cristo expresado en la vida-obra de Vicente de Paúl. Nunca la iglesia dejara de sentirse y de vivirse como ofrenda permanente, mientras en el mundo ardan las enseñanzas y los ejemplos de San Vicente. Nunca la iglesia puede pensar en colocarse a un lado de los pobres porque el grito de Cristo pobre resonara con ímpetu en el mundo entero proclamado por miles de hombres consagrados y laicos que en las diversas ramas de su familia nos alimentamos de su enseñanza y de su vida colmada de misericordia.

Que hoy en todo el mundo, quienes hemos recibido el llamado al servicio vicentino, bien como consagrados, bien como laicos o simplemente generosos colaboradores, recibamos el abrazo estrecho de hermanos en comunión de una misma fe y en la contemplación de un gran misterio de amor: JESUS EUCARISTIA PRESENTE TAMBIEN EN EL POBRE COMO NUEVO SACRAMENTO DE FE. Feliz día de San Vicente de Paúl querida familia vicentina de Colombia, del Mundo. Feliz día de San Vicente pobres, Cristos sufrientes por la guerra, la miseria, la pobreza, las injusticias sociales, los poderes económicos, las potencias mundiales; todos los oprimidos por el egoísmo y la miseria espiritual. Para todos los hombres de buena voluntad FELIZ DIA DE SAN VICENTE DE PAUL desde el Valle del Cauca en Colombia.

RAMIRO ARANGO ESCOBAR
Presidente Consejo Departamental
SOCIEDAD DE SAN VICENTE DE PAUL
Valle del Cauca – Colombia

No comments yet.

Deja un comentario